Es necesario que suban los salarios ante la continua subida del IPC en Almería

Es necesario que suban los salarios ante la continua subida del IPC en Almería

13/06/2019 |

Imagen noticia

Los datos oficiales publicados hoy por el INE sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC), evidencian el continuo crecimiento de los precios nuevamente en mayo. La variación mensual general y autonómica se stúa en el 0.2%, lo que significa que los precios se incrementaron dos décimas con respecto al mes de abril. En Almería se incrementan un 1% con respecto al mes anterior. La tasa anual del IPC general en mayo se sitúa en 0.8%, y del 0.6% en Andalucía y Almería.

Los grupos con mayor repercusión positiva en el incremento del IPC general han sido el Vestido y calzado (2.4%) por el cambio de temporada primavera-verano, y el transporte (0.5%) Los carburantes han mantenido prácticamente constante su precio durante la mayor parte del mes, aunque es cierto que han experimentado un leve descenso en la parte final del mismo. El diésel, por ejemplo ha pasado de 1,278 € al finalizar abril, a terminar el mes de mayo en 1,26 aunque alcanzando el 1,298 en la parte central del mes. Solo han bajado los precios en el grupo ocio y cultura (-1.5%) y en vivienda (-0.5%) debido a la bajada de precios de la electricidad. El recibo de la luz ha bajado un 1,8% respecto a la factura del mes de abril. De esta forma, un consumidor medio paga ahora 66,05 € frente a los 64,83 € que pagaba el mes pasado.

En Almería, los grupos responsables de la subida de precios son: calzados y sus reparaciones (1.6%), vestido (0.7%), alquiler de la vivienda (0.2%) y bebidas alcohólicas (0.3%), y nos muestra un leve descenso de los precios en alimentación y bebidas no alcohólicas (-0.1%), lo que corrobora la tendencia al consumo debido al cambio de temporada estival.

Carmen Vidal, secretaria general de UGT Almería ha valorado negativamente este repunte de precios, que vuelve a incrementar el coste de vida para las familias, lo que añadido a los datos de reducción de costes salariales implica, por poco que sea el incremento del IPC, un gran esfuerzo para las economías domésticas y el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras.

Es necesario y prioritario incrementar los salarios, actualizándolos con el crecimiento de la economía, y que este crecimiento y su repercusión también se vea reflejado en la mejora de las condiciones económicas de los trabajadores y trabajadoras y no solo en los beneficios de las empresas.