La Federación de empleadas y empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Sevilla inicia la campaña “Ahora: salarios, empleo público y derechos”

La Federación de empleadas y empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Sevilla inicia la campaña "Ahora: salarios, empleo público y derechos"

28/11/2017 |

Imagen noticia

El calendario de acciones comenzó el viernes, día 24 de noviembre, con concentraciones de delegadas y delegados sindicales en todas las capitales de provincia y continuará el 14 de diciembre con una concentración en Madrid, sin descartar otras acciones de carácter sectorial.

UGT y CCOO reclaman que se recupere la negociación colectiva en todas las Administraciones Públicas para abordar cuestiones como jornadas, incapacidad temporal (IT), salud laboral, igualdad, formación, acción social, etc.

En materia de empleo, y partiendo del Acuerdo para la Mejora del Empleo Público firmado en marzo de este año, las dos organizaciones creen que el acuerdo debe ampliarse y consolidarse, para reducir al menos al 8% la temporalidad en las Administraciones Públicas, y la eliminación de la tasa de reposición que permita recuperar los cerca de 350.000 empleos públicos perdidos en estos años y que asiente las bases para la creación neta de empleo.

UGT y CCOO  además han reclamado en lo que a salarios se refiere,  que las empleadas y empleados públicos deben verse reconocidos en el esfuerzo que se les ha exigido para contribuir al equilibrio presupuestario y a la reducción del déficit público. Exigimos el reconocimiento de la deuda salarial contraída con los trabajadores del sector público, y que se inicie la senda progresiva de la recuperación salarial, con cláusula de garantía salarial, para recuperar el poder adquisitivo perdido en estos años —aproximadamente un 13% desde 2010.

La defensa de los derechos de las empleadas y empleados públicos es una prioridad en la acción sindical de UGT y CCOO, no sólo por el derecho que les asiste como trabajadoras y trabajadores, sino también por la necesidad de reforzar los servicios públicos, por cuanto supone para la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, en términos de igualdad y cohesión social, siendo las empleadas y empleados públicos los garantes de ello.

Materias tan sensibles como jornadas, conciliación, igualdad, salud laboral, formación o acción social se están vulnerando, obviando reiteradamente el derecho efectivo a la negociación colectiva reconocida así en el Estatuto Básico del Empleado Público y en la propia Constitución.

UGT y CCOO, hemos venido denunciando en reiteradas ocasiones que la salida de la crisis está siendo injusta y desigual para el conjunto de la ciudadanía. No se ha recuperado el empleo ni en porcentajes aceptables ni en calidades dignas. Al contrario, se está ensanchando la brecha salarial no sólo entre personal directivo y personas trabajadoras, sino también entre mujeres y hombres. Las condiciones laborales están siendo tremendamente precarias, habiéndose retrocedidos décadas en derechos, del todo inaceptables para las dos centrales sindicales.