UGT celebra la aprobación por unanimidad de la Ley que protege a las personas LGTBI y sus familias

UGT celebra la aprobación por unanimidad de la Ley que protege a las personas LGTBI y sus familias

21/12/2017 |

Imagen noticia

Para UGT Sevilla, la aprobación de la Ley, el pasado martes, día 19 de diciembre,  para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía, en el Parlamento de Andalucía, y que consiguió el apoyo unánime de la cámara, es un paso en la buena dirección para que en nuestra Comunidad Autónoma se garanticen los derechos de las personas homosexuales (gais y lesbianas), bisexuales, trans e intersexuales, así como sus familias, tanto descendientes (hijos) como ascendientes (padres) de la violencia por LGTBIfobia.

Especial consideración hacemos del capítulo dedicado al mundo del trabajo de dicha ley. Así, el texto aprobado ayer incluye la obligación de la Junta de Andalucía de desarrollar estrategias para la inserción laboral de las personas transexuales y transgénero, conforme a lo establecido en la Ley 2/2014, de 8 de julio, integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, así como impulsar, a través de los agentes sociales, de la inclusión en los convenios colectivos de cláusulas de promoción, prevención de riesgos laborales, eliminación y corrección de toda forma de discriminación por causa de orientación sexual, identidad sexual y de género.

Por otra parte, la ley establece un potente régimen sancionador. Se califica como falta muy grave, entre otras, adoptar comportamientos agresivos o constitutivos de acoso, realizados en función de la orientación o identidad sexogenérica de una persona, que tengan el propósito o produzcan el efecto de atentar contra su dignidad, creando un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo para la misma, incluido los centros de trabajo, lo que puede lleva a una multa de 60.001 hasta 120.000 euros, y además podrá imponerse alguna o algunas de las sanciones accesorias siguientes: Prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad Autónoma de Andalucía por un periodo de 3 a 5 años; Prohibición de contratar con la Administración de la Junta de Andalucía por un período de tres a cinco años; c) inhabilitación temporal, por un periodo de 3 a 5 años, para ser titular, la persona física o jurídica, de centros o servicios dedicados a la prestación de servicios públicos; d) cierre o suspensión temporal del servicio, actividad o instalación hasta 5 años.

UGT Sevilla trabajará en estrecha colaboración con las administraciones, las organizaciones LGTBI y otros agentes sociales en el cumplimiento de esta Ley, de forma que los centros de trabajos andaluces sean espacios libres de la LGTBIfobia para las personas LGTBI y sus familias.