Un muy mal dato: la mayor subida del paro en enero de los últimos 4 años

Un muy mal dato: la mayor subida del paro en enero de los últimos 4 años

El paro se incrementa en 19.996 personas (2,54%) y se sitúa en 808.763 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 27.731 trabajadores (-3,32%), muy por debajo del descenso registrado en el conjunto del Estado (-5,49%). El fin de la campaña de navidad ha hecho estragos en el desempleo.

04/02/2019 |

Imagen noticia

Andalucía inicia el año como líder destacada del paro estatal: el 24,61% de los parados del conjunto del Estado son andaluces, porcentaje que se mantiene prácticamente similar al de diciembre (24,63%). Comenzamos 2019 como terminamos 2018: uno de cada cuatro desempleados españoles ha sido andaluz.

El 7,96% de los parados son menores de 25 años, proporción que se incrementa media décima con respecto al mes pasado (7,91%). Desgraciadamente, el inicio del nuevo año no mejora la situación laboral de nuestros trabajadores más jóvenes.

Las trabajadoras andaluzas elevan su peso relativo (59,43%), entre el conjunto de desempleados, con respecto al mes anterior (59,06%). 2019 tiene que ser, forzosamente, el año del fin de todo tipo de discriminación laboral hacia las mujeres.

El paro en los trabajadores extranjeros se ha reducido levemente, en un 0,20%. En el primer mes del año, el descenso interanual ha sido del 1,29%, mientras que en el Estado se ha reducido un 4,66%.

El sector servicios continúa recogiendo a más el  65% de nuestros parados (67,71%). Durante este mes, el paro se ha incrementado en la agricultura, en la industria y en los servicios.

En enero se realizaron 3.766 contratos menos que en el mes anterior, lo que supone un descenso del 0,74%. Además, la contratación temporal sigue acumulando casi la totalidad de los contratos registrados: el 95,95% de los contratos fueron temporales.

34 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones. Hay que emprender una profunda Reforma del Sistema Público de Prestaciones por Desempleo persiguiendo dos objetivos básicos: incrementar la cuantía de las mismas y maximizar el grado de cobertura que ofrecen.

Por último, el primero de los meses del año ha servido para que se reduzca, en casi 3/4 puntos (-0,73%)  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (3,17%) también se reduce aunque se mantiene por encima de la estatal (2,94%), que también decrece con respecto a la del mes pasado (3,06%).

Analizados los datos de enero, valoramos muy negativamente este importante incremento del paro que, muestra claramente la enorme debilidad de nuestro mercado laboral. No puede pasar ni un día más, de este recién estrenado 2019, sin que los trabajadores comencemos ya a recuperar los derechos socioeconómicos  destrozados durante la crisis. Para ello, el primer paso, debe darse en lo relativo al mercado laboral.

 Se dispara el desempleo, se reduce la contratación, cae la afiliación a la Seguridad Social y se incrementan las desigualdades a las que tienen que enfrentarse los colectivos más desfavorecidos en el ámbito laboral: O nos enfrentamos de forma decidida a los problemas estructurales del empleo en Andalucía o vamos a continuar comprometiendo, gravemente, el proceso de recuperación económica.

Por todo ello, las exigencias sindicales que desde UGT Andalucía lanzamos al nuevo Ejecutivo Autonómico, se dirigen, fundamentalmente a: Reducir el paro y la precariedad, erradicar la siniestralidad laboral y facilitar a colectivos como los jóvenes y las mujeres trabajadoras la estabilidad necesaria para crear un proyecto de vida; Apostar por los servicios públicos y por las políticas sociales y cumplir con los acuerdos suscritos en el ámbito del empleo público; Reforzar sectores estratégicos para la economía andaluza como la industria o el agroalimentario y mejorar la sostenibilidad de otros como el turismo y la construcción, así como desarrollar el Acuerdo de Cláusulas Sociales en la contratación pública de la Junta de Andalucía; Abordar los cambios necesarios en materia de Concertación y Diálogo Social para profundizar en lo establecido en la Constitución Española y en nuestro Estatuto de Autonomía, así como una Ley de Participación Institucional.