UGT y CCOO condenan el asesinato por violencia de género de una vecina de Maracena

UGT y CCOO condenan el asesinato por violencia de género de una vecina de Maracena

Ambos Sindicatos han mostrado hoy, en una concentración frente a la sede sindical, su más enérgica condena y repulsa ante el asesinato de una mujer cometido este martes en Maracena, presuntamente a manos de su expareja, tras recibir éste los papeles del divorcio, y expresan su solidaridad y apoyo a la familia y amigos de la víctima. Este nuevo asesinato por violencia machista -el quinto en provincia de Granada en este año- supone un ejemplo más, señalan, de que la violencia de género es la manifestación más grave, cruel y brutal de la desigualdad y discriminación que sufren las mujeres. Las dos Organizaciones Sindicales entienden que se debe intensificar la lucha contra esta lacra mediante recursos y presupuestos destinados a las mujeres y menores víctimas, y hacer cumplir el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

26/09/2018 |

Imagen noticia

Tanto CCOO como UGT quieren hacer visible la extrema gravedad de este problema, así como el carácter inaplazable y prioritario de un tratamiento eficaz y efectivo, por parte de las Administraciones Públicas y en los diferentes ámbitos político, legislativo y judicial de esta lacra social, que afecta e involucra a la sociedad en su conjunto.

 

Por ello,  desde UGT y CCOO han reiterado su exigencia para intensificar los esfuerzos, las medidas y los recursos dirigidos a luchar contra la violencia machista, especialmente los destinados a garantizar la asistencia integral de las mujeres víctimas y el fomento de la igualdad de oportunidades.

 

Desde ambos Sindicatos se insiste en la necesidad de una aplicación efectiva de los protocolos de actuación ante casos de violencia machista,  que mejore el funcionamiento coordinado de los servicios de asistencia, mostrando finalmente su compromiso a favor de la prevención, sensibilización social y denuncia frente a la violencia machista, con el fin de trasmitir a la sociedad el obligado respeto a la igualdad entre mujeres y hombres, y a los derechos de las víctimas y sus familias.