UGT insta a Las Cortes a llevar a término la derogación del artículo 315.3 del Código Penal

UGT insta a Las Cortes a llevar a término la derogación del artículo 315.3 del Código Penal

La Unión General de Trabajadores manifiesta su satisfacción por el rechazo del Pleno del Congreso de los Diputados de la enmienda a la totalidad presentada por el Grupo Parlamentario Popular a la Proposición de Ley Orgánica de modificación del artículo 315.3 del Código Penal para la plena recuperación del ejercicio del derecho de huelga.

16/11/2018 |

Imagen noticia

Mediante este artículo, 300 sindicalistas se han visto sometidos a procesos judiciales, con peticiones de penas que han llegado hasta los 8 años de cárcel.

Desde hace años, UGT ha realizado llamamientos y movilizaciones a la derogación de un artículo en el que se expresa claramente un espíritu político y una forma de gobernar caracterizada por la restricción de derechos y libertades básicas de la ciudadanía, con el que se ha intentado silenciar la libre expresión de rechazo a las políticas implementadas durante la crisis económica, así como el hartazgo frente a la pérdida de calidad democrática.

La proposición de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea plantea la eliminación del punto 3 del artículo 315, y añade una disposición transitoria para el sobreseimiento de las causas penales que se encuentren en tramitación, y la revisión de aquellos en los que se hubiera producido sentencia condenatoria. También se añade una nueva disposición final en la que se establece la anulación de las penas y la cancelación de los antecedentes penales para quienes ya hubieran comenzado a cumplir la pena privativa de libertad.

UGT insta a las Cortes a llevar a término la tramitación de esta proposición de ley que establece una restricción desproporcionada del ejercicio del derecho constitucional de huelga, y que ha creado una dinámica de criminalización de la acción sindical con el fin de desalentar a los trabajadores a movilizarse y a la defensa legítima de sus intereses mediante la huelga como una práctica delictiva.

El Sindicato lamenta que el Partido Popular, a pesar de su renovación, se mantenga anclado en una concepción cicatera y estrecha de las libertades, en la descalificación y criminalización de quienes, pacífica y legalmente, defienden posiciones e intereses diferentes.


Comunicado