Paro julio 2018: el verano no ayuda a luchar contra la temporalidad

Paro julio 2018: el verano no ayuda a luchar contra la temporalidad

La precarización del empleo, bajo el predominio de la contratación temporal y el avance del peso de los contratos a jornada parcial configuran la tendencia estructural del mercado de trabajo.

02/08/2018 |

Imagen noticia

Los datos de paro correspondientes al mes de julio, publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal, muestran un descenso del desempleo de 27.141 personas en el mes, lo que sitúa la cifra total de parados en 3.135.021.

En Andalucía el paro baja en 5.534 personas (-0,70%) y se sitúa en 784.293 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 30.225 trabajadores (-3,71%), muy por debajo del registrado  en el conjunto del Estado (-6,02%). La lucha contra la precariedad, en todos sus apartados, continúa siendo el gran reto de las políticas sociolaborales.

Estos datos reflejan el continuado aumento de la actividad y del empleo en el sector servicios durante la temporada estival, destacando el incremento de afiliación en hostelería, comercio, actividades de ocio, así como en actividades sanitarias y servicios sociales.

Sin embargo, UGT muestra su preocupación ante estas cifras, que dejan al descubierto las deficiencias estructurales de nuestro modelo productivo y la fragilidad del mercado laboral de nuestro país.

 

 

JULIO 2018

 

TOTAL

VARIACIÓN MENSUAL

VARIACIÓN ANUAL

ABSOLUTA

RELATIVA

ABSOLUTA

RELATIVA

ANDALUCÍA

784.293

-5.534

-0,70%

-30.225

-3,71%

ESPAÑA

3.135.021

-27.141

-0,86%

-200.903

-6,02%

 

Andalucía sigue liderando el paro estatal: el 25,02% de los parados del conjunto del Estado son andaluces, porcentaje que incluso se incrementa con respecto al de junio (24,98%). Uno de cada cuatro desempleados españoles sigue siendo andaluz.

El 8,57% de los parados son menores de 25 años, porcentaje que se incrementa levemente con respecto a junio (8,54%). Nos encontramos ante la inasumible paradoja que nuestra generación de trabajadores más formados o tienen que emigrar o aceptar aquí un trabajo en unas condiciones precarias y no acordes a su nivel de cualificación profesional.

Las trabajadoras andaluzas han reducido mínimamente su peso relativo (58,84%) con respecto al mes anterior (59,05%).  La contratación temporal habitual en los periodos veraniegos incrementa el grado de precarización al que están expuestas nuestras trabajadoras.

En julio, el paro en los trabajadores extranjeros se ha reducido en un 1,07%. A su vez, durante los últimos doce meses, este desempleo ha descendido apenas en un 0,81%, mientras que en el conjunto  del Estado se ha reducido un 3,98%.

El sector servicios continúa recogiendo a casi el  65% de nuestros parados (64,53%). Durante este mes, el paro se ha incrementado en la agricultura y en la construcción.

En julio se realizaron 9.189 contratos menos que en el mes anterior, lo que supone un nuevo descenso, en este caso del 2,20%. Además, la contratación temporal sigue acumulando casi la totalidad de los contratos registrados: el 95,14% de los contratos fueron temporales.

34 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones. La actual tasa de cobertura de las prestaciones públicas por desempleo justifican, sobradamente, la necesidad de llevar a cabo una urgente reforma de las mismas con dos objetivos fundamentales: mejorar su dotación y reducir el porcentaje de desempleados sin ningún tipo de prestación por desempleo.

Por último, el séptimo mes del año ha servido para que se vuelva a reducir (-0,63%)  la afiliación a la Seguridad Social. Con este nuevo retroceso, la tasa interanual (2,88%) continúa siendo inferior a la  registrada a nivel estatal (2,99%).

Por todo ello, desde UGT:

Analizados los datos de julio, valoramos negativamente la leve reducción del paro. Con la EPA vimos como se estaban reduciendo los activos, hoy también sabemos que la contratación y la afiliación a la Seguridad Social siguen acumulando datos negativos. La precariedad sigue imperando en el mercado laboral andaluz.

Evidentemente, dignificar el empleo es una de nuestras más absolutas prioridades. Valoramos positivamente la iniciativa estatal de dotarnos de un Plan Director por el Trabajo Digno pero creemos que va a resultar insuficiente. A nuestro entender, el documento contiene un buen diagnóstico, pero está falto de medios para su eficiente desarrollo. Resulta fundamental que incluya a la totalidad de actividades económicas que ofrecen condiciones indignas y que se han quedado excluidas, por ejemplo el sector de la ayuda a domicilio o el de los empleados del hogar. Además, debe ir en paralelo a una profunda reforma de la Inspección de Trabajo.

UGT Andalucía no se va de vacaciones porque son demasiados los temas pendientes en materia laboral. Hay que ordenar, de una vez por todas, el Diálogo Social, mejorar la calidad del empleo y dotarnos de un nuevo Estatuto de los Trabajadores acorde a la realidad de nuestro tiempo .Tenemos que continuar trabajando en la mejora de las pensiones y en la revalorización de las mismas, erradicar la mayor de las lacras de nuestro mercado laboral, la siniestralidad laboral, así como profundizar en la lucha contra todo tipo de economía sumergida y el fraude fiscal y laboral. Por supuesto, la continua mejora de la formación y cualificación de los trabajadores es otro tema prioritario a tratar junto con el del sistema de financiación de las CCAA y el del reparto de los presupuestos de las políticas activas de empleo.

En definitiva, no es tiempo de vacaciones, sino tiempo de actuar.