Nuestros jóvenes siguen sufriendo sobre manera la inseguridad económica y laboral, la temporalidad y la precariedad

Nuestros jóvenes siguen sufriendo sobre manera la inseguridad económica y laboral, la temporalidad y la precariedad

Con motivo de la celebración este 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud, Surgente Jóvenes de UGT Andalucía vuelve a reclamar empleos dignos y oportunidades para nuestros jóvenes, que siguen sufriendo sobre manera, después de un largo periodo de crisis económica, la inseguridad económica y laboral, la temporalidad y la precariedad.

10/08/2018 |

Imagen noticia

Con motivo de la celebración este 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud, Surgente Jóvenes de UGT Andalucía vuelve a reclamar empleos dignos y oportunidades para nuestros jóvenes, que siguen sufriendo sobre manera, después de un largo periodo de crisis económica, la inseguridad económica y laboral, la temporalidad, la precariedad.

Para ello, se ha elaborado un documento "Informe Juventud y Precariedad" que detalla la situación de la juventud en España y en Andalucía en relación al empleo, así como nuestras reivindicaciones.

ACCEDE AL INFORME COMPLETO

La Encuesta de Población Activa del 2º trimestre de 2018 para la juventud no arroja resultados satisfactorios, a pesar de que la tasa de paro para la juventud menor de 25 años ha descendido ligeramente respecto al mismo trimestre de 2017. Además la cifra total de jóvenes en situación de desempleo todavía sigue siendo superior al medio millón en dicha franja de edad, concretamente se ha reducido en 61.100 jóvenes, es decir de 583.800  a los 522.700 actuales. Si tomamos en consideración a toda la juventud menor de 35 años, seguimos contabilizando una gran cantidad de desempleados jóvenes (concretamente la cifra de 1.319.800), presentando un ligero descenso con respecto al 1.495.800 del año pasado.

Las condiciones laborales de los y las jóvenes no presentan cambios significativos. Debería haberlos por la recuperación económica después de un largo periodo de crisis económica, pero los cambios ocurridos en el mercado laboral han generado una prolongación en el tiempo del proceso de inserción laboral. Cambios que no sólo tienen que ver con el mercado laboral, sino también con las políticas públicas y la vida familiar. Las condiciones laborales tienden a la inseguridad económica y laboral, la temporalidad, la precariedad, y dificulta que los y las jóvenes puedan alcanzar el grado de autonomía personal que le permita la emancipación.

Además, si entramos a valorar los datos de las personas ocupadas por tipo de contrato tenemos que aproximadamente 1 de cada 4 trabajadores tiene contrato temporal, mientras que en jóvenes menores de 25 años ha aumentado la temporalidad de los contratos del 34,86% al 40,75%, es decir un 5,89% por lo que se visualiza un empeoramiento generalizado de la estabilidad en los contratos laborales.

La parcialidades otro índice de precariedad bien claro ya que los ocupados menores de 35 años en jornada parcial (un 36,40% del total de ocupados), es decir aproximadamente 1 de cada 3 jóvenes menores de 35 años tienen un contrato a jornada parcial.

En Andalucía, todos estos datos empeoran, el desempleo es mayor, la actividad y el empleo menor y la temporalidad y precariedad aumenta, por supuesto también en los salarios, una persona joven menor de 25 años cobra menos de la mitad que la media de la población.

Por tanto, el crecimiento económico no se está traduciendo en una mejora de la situación de la ciudadanía, o no en la medida que cabría esperar y, sin duda, no está sirviendo para mejorar la situación de las personas jóvenes, que siguen inmersas en un problema de inserción de empleo y de discriminación laboral que se está volviendo estructural.

Por este motivo, para Surgente Andalucía nos parece prioritario establecer una nueva Estrategia por el Emprendimiento y Empleo Joven que, tras evaluar los fracasos de la anterior estrategia ahonde en una mejor coordinación y planificación entre Gobierno, interlocutores sociales, colaboradores intermedios y CC.AA. para que cada euro gastado sea de la manera más eficaz posible. Y de manera más específica proponemos las siguientes medidas como factores clave para mejorar la inserción de la juventud y que ésta tenga unas garantías de calidad aceptables:

•      Fomentar el contrato de relevoy la jubilación parcial nuevamente a los 61 años, usando para ello la financiación del Fondo Social Europeo (FSE), con el objetivo de que exista una transmisión de conocimiento entre la generación que accede a la jubilación y su relevo generacional.

•      Poner en marcha un Estatuto del Becarioque regule las becas curriculares y las becas de investigación. Se trata de regular, de manera eficaz, los requisitos que tienen que cumplir las empresas e instituciones, la duración máxima de las prácticas o un marco de protección social y de prevención de riesgos laborales. Las becas extracurriculares no deben incluirse en este Estatuto porque deben transformarse en un contrato laboral..

•      Además, creemos que es necesario apostar por una red de Oficinas de Empleo Juvenil a nivel estatal, tomando como modelo a los países nórdicos, que contarían con orientadores especializados, desarrollar acciones efectivas en el marco del Plan de Garantía Juvenil, para frenar la todavía elevada tasa de paro juvenil en los menores de 25 años.

El Gobierno debe realizar, de inmediato, una apuesta en firme por el empleo de calidad, derogando las reformas laborales para erradicar la precariedad y temporalidad que existente en nuestro mercado laboral, y que aumenta cada trimestre en la EPA, a través de la contratación indefinida para la juventud.

En Andalucía demandamos:

-          La aprobación de una Ley de Juventud de Andalucía con una dotación presupuestaria suficiente para conseguir los objetivos propuestos

-          La puesta en marcha de un Plan de Empleo Juvenil que incida en la empleabilidad de los y las jóvenes en Andalucía, así como en la calidad en el empleo.

-          Establecer en todas las políticas y acciones de la Administración de la Junta de Andalucía la perspectiva joven, a objeto de eliminar desigualdades y promover la consecución de un empleo de calidad para la juventud y la emancipación joven

-          Incentivar las políticas de emancipación de jóvenes en Andalucía.

-          Mejorar la empleabilidad de la juventud atendiendo a las características de la población andaluza joven y a la diversidad existente, a través de políticas activas de empleo específicas para jóvenes, fomentando un empleo de calidad y acabando con  la temporalidad juvenil.

-          Establecer un marco normativo en Andalucía sobre las becas y prácticas en empresas con condiciones laborales dignas y de calidad.

Realizar un exhaustivo estudio del mercado de trabajo para detectar las  necesidades y dar respuesta al desempleo juvenil.