La subida del SMI a 900 euros, en 2019, beneficiará a 2,6 millones de trabajadores

La subida del SMI a 900 euros, en 2019, beneficiará a 2,6 millones de trabajadores

El Gobierno ha aprobado hoy en Consejo de Ministros una subida del Salario Mínimo Interprofesional del 22,3% hasta situar su valor en 900 euros al mes, por 14 pagas (12.600 euros anuales). Una decisión que UGT considera acorde con el incremento de su cuantía hasta 1.000 euros en 2020, acercándose al 60% del salario medio neto.

21/12/2018 |

Imagen noticia

Las erróneas políticas económicas aplicadas desde 2010, con fuertes medidas de austeridad y devaluación salarial, han tenido como resultado que desde entonces los hogares españoles hayan perdido más de 2.000 euros de su renta (un 7%) y un 26,6% de la población española esté en riesgo de pobreza o exclusión social.

El SMI, que afecta a los trabajadores que perciben los salarios más bajos, sufrió una importante pérdida de poder de compra entre 2010 y 2017. Hay que recordar que durante ese periodo las subidas nominales del SMI fueron imperceptibles (en total 74 euros en ocho años).

Estos resultados son consecuencia de incumplir tanto el procedimiento como los criterios para fijar el aumento del salario mínimo, que quedan señalados en el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores.

Incrementar los salarios, especialmente los más bajos

Por ello, UGT insiste en la necesidad de mejorar el poder adquisitivo de la población que recibe un salario menor y cuyas condiciones de vida se han ido deteriorando a pesar de la llegada de la recuperación económica. Es necesario que se incrementen los salarios, ya que el consumo es la base del crecimiento económico. Particularmente es necesario que se produzca un incremento significativo en la cuantía del salario de los que menos cobran, de quienes más han sufrido la devaluación salarial.

UGT estima que en torno a 2,6 millones de trabajadoras y trabajadores se beneficiarían directamente del incremento del SMI a 900 euros en 2019: 1,1 millones a jornada completa y 1,5 millones a jornada parcial. Eso supondría el 15% del total de asalariados.

A la luz del importante papel que juega el SMI, UGT defiende un incremento de su cuantía hasta 1.000 euros en 2020, acercándose al 60% del salario medio neto, objetivo que establece la Carta Social Europea suscrita por España. Una cuantía que permitirá recuperar el poder adquisitivo perdido y aproximarse a los salarios mínimos existentes en la Unión Europea.

Asimismo, es preciso negociar la reforma del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para asentar sobre nuevas bases la determinación anual del SMI, con el fin de evitar que se produzcan futuras pérdidas de su poder adquisitivo.