Con empleos y salarios de miseria no habrá pensiones decentes

Con empleos y salarios de miseria no habrá pensiones decentes

Los datos de paro correspondientes al mes de septiembre, publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, reflejan un aumento en el mes de 27.858 desempleados, situando la cifra total de personas registradas en desempleo en 3.410.182.

03/10/2017 |

Imagen noticia

UGT muestra su preocupación ante dos meses consecutivos de aumento del número de parados registrados. El ascenso en la afiliación se explica, sobre todo, por el incremento de ocupados en educación con el inicio del curso escolar (50.703 afiliados más en septiembre), y por el reinicio de la actividad manufacturera tras el verano (13.829 más).

UGT resalta que persisten altos niveles de paro y de desprotección, el empleo que se crea no es de calidad (solo el 5,25% de los contratos registrados son indefinidos y a tiempo completo) y las prestaciones por desempleo no son suficientes (la tasa de cobertura no protege al 40% de los desempleados registrados).

Sigue produciéndose un abuso injustificado de la contratación temporal y a tiempo parcial involuntaria; aspectos que, junto a la moderación salarial, están conduciendo a la economía y la sociedad hacia un modelo de desarrollo desequilibrado. Con empleos y salarios indignos no se pueden tener pensiones decentes. Sólo hace falta recordar que, entre 2009 y 2016, los hogares han perdido más del 11% de su renta y que el 28% de la población vive en riesgo de pobreza y exclusión social.

La mejora de la calidad en el empleo y de las rentas del trabajo, en este contexto, es fundamental para consolidar un proceso de crecimiento económico para todos. No es un problema solo del presente, sino también del futuro. Con este modelo laboral, estamos creando unas bases débiles que nos van a llevar a una nueva crisis y a una sociedad más pobre en el futuro.

Por ello, el sindicato, junto a CCOO, está recorriendo todo el país en unas marchas por #PensionesDignas, a favor de la revalorización de las mismas, en base a la evolución de los precios y de la sostenibilidad de nuestro sistema público.

Al mismo tiempo, UGT plantea la necesidad de mejorar el actual sistema de protección por desempleo, ampliando la cobertura a las familias, al tiempo que se dota de recursos a las políticas activas de empleo. Todo ello mediante un impulso al diálogo social, que tiene que ser el mecanismo para abordar estas cuestiones de manera urgente.