Un sistema de financiación autonómica justa es imprescindible para el mantenimiento del Estado del Bienestar

Un sistema de financiación autonómica justa es imprescindible para el mantenimiento del Estado del Bienestar

UGT Andalucía ha comparecido este martes en la nueva sesión del Grupo de Trabajo sobre financiación autonómica en el Parlamento, un tema que para nuestra organización sindical tiene especial trascendencia porque creemos realmente que la aplicación de un Sistema de Financiación justo y adecuado es la piedra angular para hacer sostenible en el tiempo el Sistema de Bienestar en nuestro país, que tanto trabajo y esfuerzo nos ha costado alcanzar.

07/11/2017 |

Imagen noticia

Un Sistema de Bienestar en el que las Comunidades Autónomas son las encargadas de gestionar las políticas más sensibles que afectan de manera más directa al ciudadano: Salud, Educación y Servicios Sociales.

En este sentido, UGT aboga por políticas que velen por las personas  y busquen la erradicación de la pobreza y la desigualdad, y faciliten la igualdad de oportunidades, ya que el aumento de la pobreza y las desigualdades no solo se han producido durante la crisis, sino que se siguen dando en la nueva etapa de recuperación económica.

Debemos afrontar desde ya un nuevo cambio de ciclo en las políticas económicas y sociales, lo que incluye modificar el Sistema fiscal que es regresivo en España,  la reforma de la Financiación autonómica y políticas sociolaborales que se basen en la recuperación de derechos.

En estos últimos años de recesión y crisis, debido a las políticas de contención  del déficit y la aplicación de un Sistema de Financiación que se ha quedado obsoleto a todas luces, el ajuste se ha ido cargando sobre todo en las Comunidades Autónomas, para las que se ha ido fijando un objetivo de déficit superior al del Estado, lo cual ha sido incluso criticado desde la propia UE.

En lo que va de año, hasta agosto, se ha rebajado al 2,3% el déficit  público español, esto es, un 27,6% menos que hace un año. Y en Andalucía,  para 2018,  la reducción del objetivo de déficit pasará del 0,6% al 0,3% del PIB, lo que exigirá un ajuste extra de 450 millones de euros. Un ajuste que a nuestro entender sigue siendo muy duro, a pesar de ser de las Comunidades más cumplidoras y con un menor nivel de endeudamiento.

Para UGT-A conseguir el equilibrio presupuestario a toda costa, no hace sino confirmar el tremendo esfuerzo que han tenido que hacer los ciudadanos y ciudadanas de nuestra Comunidad, suponiendo para Andalucía más de 4.400 millones en el periodo comprendido entre 2011 y 2016.

Además, no hay que olvidar que venimos de una etapa de contracción tras los peores años de la crisis, y la incipiente recuperación económica, aunque se aprecia a nivel de cifras macroeconómicas,  sigue sin llegar verdaderamente a los trabajadores y trabajadoras en forma de mejoras salariales, tras las continuas devaluaciones sufridas.

 

Lee la intervención completa aquí