«Atrás

UGT Andalucía valora el fallo del Constitucional que anula el cálculo de la pensión del empleo a tiempo parcial por discriminar a las mujeres

UGT Andalucía valora el fallo del Constitucional que anula el cálculo de la pensión del empleo a tiempo parcial por discriminar a las mujeres

Desde UGT Andalucía, valoramos muy positiva esta sentencia, ya que desde nuestro sindicato ya se denunció, cuando se llevó a efecto la modificación en esta materia de la Ley General de Seguridad Social en 2013, que el coeficiente corrector que se estableció del 1,5 para evitar el efecto discriminatorio que sufrían las trabajadoras a tiempo parcial a efectos de protección social de la Seguridad Social, no serviría para corregir dicha discriminación en una buena parte de los casos del trabajo a tiempo parcial.

04/07/2019 |

Imagen noticia

El Tribunal Constitucional ha anulado y declarado inconstitucional el  mecanismo mediante el cual la Seguridad Social realiza el cálculo de la pensión de jubilación de los trabajadores y trabajadoras a tiempo parcial, al considerar que esta fórmula discrimina a quienes trabajan a media jornada respecto a quienes lo hacen a jornada completa, perjudicando especialmente a las mujeres, ya que son el 75,2% de los tres millones de trabajadores/as que tienen este contrato en España. Concretamente en Andalucía del total de contratos a tiempo parcial realizados (en el primer trimestre de 2019, asciende a un total de 478.200 contratos), el 75,55% está concertado con mujeres (368.100 contratos).

Como es conocido por todos para el cálculo de la pensión final en nuestro sistema de pensiones se tienen en cuenta tres variables que son: La base reguladora que depende de lo que se cotice en el salario; La edad en la que se jubila la persona trabajadora y el número total de años cotizados.

Sobre los años cotizados concretamente es donde ha incidido el Tribunal Constitucional, ya que hasta ayer mismo se utilizaba un coeficiente de parcialidad. Pongamos un ejemplo: si una persona cotiza 35 años a tiempo completo, se realiza el cálculo sobre 35 años, pero si cotiza a tiempo parcial, se calcula la pensión con la mitad de años, es decir, 17,5 años y se multiplica posteriormente por 1,5, resultando que para el cálculo de la pensión, esa persona ha cotizado solo 26,25 años y no los 35 que en realidad ha realizado.

La sentencia está en línea con la que dictó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en mayo por el caso de una trabajadora en Castilla y León, que ya advertía de que la fórmula española podía ser ilegal, ya que no solo conduce a un resultado perjudicial en el disfrute de la protección de la Seguridad Social para los trabajadores contratos a tiempo parcial, sino que afecta sobre todo de forma negativa a las mujeres, según los datos que hemos visto.

Y es que además, a la discriminación de los años cotizados, se le suma que estos trabajadores cotizan por unas bases mucho más inferiores que a tiempo completo, y esto hace que le resultasen unas pensiones muy inferiores a las personas que han cotizado a tiempo completo.

Por último decir que el fallo de la sentencia afectará a quienes se jubilen a partir de ahora y los que tengan reclamaciones abiertas por este motivo ante la Administración o los tribunales, pero no a quienes ya estén cobrando la jubilación.

Para UGT Andalucía, los aspectos más destacados son que la sentencia modifica la actual regulación de la cotización de los contratos a tiempo parcial para percibir la pensión de jubilación, considerando que es  “inconstitucional, nula y discriminatoria”.

Además, el Tribunal Constitucional ha considerado que se lesiona el artículo 14 de la Constitución  Española, que establece que “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición  o circunstancia personal o social”.

Concretamente la sentencia reconoce el derecho a que un día trabajado es igual a un día cotizado a la Seguridad Social, siendo independiente de las horas trabajadas en ese día, suprimiéndose el coeficiente reductor que se ha venido utilizando desde el 2013.

No va a tener efectos con carácter retroactivo, no afectando a aquellas personas que ya estén cobrando una pensión de trabajadores a tiempo parcial, y a quienes ya tienen reconocido el derecho y van a empezar a cobrarla próximamente. Tampoco a quienes trabajaron dos tercios de la jornada, porque con el coeficiente, ya tienen reconocido el día completo de cotización. Tampoco a quienes cobran pensiones por debajo de la renta mínima de la Seguridad social, porque ya tienen el complemento.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social ya está incorporando el nuevo criterio para que las personas cotizantes puedan, a partir de que se publique la sentencia del TC en el Boletín Oficial del Estado, consultar las nuevas cifras de su pensión futura.

Desde UGT Andalucía, valoramos muy positiva esta sentencia, ya que desde nuestro sindicato ya se denunció, cuando se llevó a efecto la modificación en esta materia de la Ley General de Seguridad Social en 2013, que el coeficiente corrector que se estableció del 1,5 para evitar el efecto discriminatorio que sufrían las trabajadoras a tiempo parcial a efectos de protección social de la Seguridad Social, no serviría para corregir dicha discriminación en una buena parte de los casos del trabajo a tiempo parcial. Es el caso por ejemplo de sectores tan feminizados como el de la limpieza, el de las camareras de piso, ayuda a domicilio, sectores con bajos salarios que penalizaban a estas trabajadoras a la hora de percibir su pensión.

Por ello, desde nuestra organización estamos satisfechos por esta sentencia, ya que el TC Constitucional anula, por discriminación de género, la reducción que se aplica para el cálculo del periodo de cotización de las trabajadoras y trabajadores a tiempo parcial, que reduce el número efectivo de días cotizados por estos trabajadores y trabajadoras a efectos de prestaciones, entre otras, de jubilación.

Dicha reducción penaliza doblemente a las mujeres, que son la mayoría en este tipo de contratos. A la penalización impuesta por la parcialidad no voluntaria en sus contratos, en la inmensa mayoría de los casos, que supone una menor retribución y, en consecuencia una menor cuantía en la base de cotización, se suma la penalización de una disposición de la Ley General de la Seguridad Social, en  relación con el cálculo de los periodos de cotización del trabajo a tiempo parcial, que la sentencia del TC acaba de anular. Datos que así lo demuestran se recogen en la última Encuesta Salarial del INE publicada, en la que se refleja que un/a trabajador/a a tiempo parcial cobra al año 10.684 euros, mientras que a jornada completa percibe 27.348 euros.