«Atrás

UGT Andalucía solicita una reunión urgente al IAM para que se implanten medidas que solucionen los problemas de las mujeres

UGT Andalucía solicita una reunión urgente al IAM para que se implanten medidas que solucionen los problemas de las mujeres

El Sindicato ha solicitado reunirse con el Instituto Andaluz de la Mujer, organismo que entendemos es el interlocutor para planificar medidas, programas o actuaciones en nuestra comunidad autónoma para implantar medidas que den soluciones a los problemas de las mujeres. No hemos recibido ninguna respuesta por parte de la Junta de Andalucía, ignorando la importancia que tenemos los agentes sociales para la defensa de la igualdad laboral de mujeres y para la clase trabajadora en general.

28/05/2020 |

Imagen noticia
En UGT Andalucía recibimos miles de llamadas, sobre todo de mujeres que nos plantean la dificultad, en algunos casos imposibilidad, de poder trabajar ante su responsabilidad en la atención de menores, mayores o personas con discapacidad. 
 
Trabajadoras con escasos recursos económicos cuya única opción legal para cuidar a sus hijos e hijas es reducir su jornada y su salario hasta el 100%. Mujeres que han solicitado teletrabajo y se les ha denegado, o les resulta imposible compaginar con tareas escolares y atención de sus hijos e hijas. Trabajadoras que no han podido ejercer su derecho por nacimiento ni la lactancia porque sus empresas se lo han denegado al estar desbordadas por la situación actual. Mujeres con sus hijos a cargos solas, que no pueden sacrificar sus empleos si quieren mantener a su familia y un largo etc. Esta es la realidad que desde nuestro sindicato escuchamos a diario. 
 
Sin embargo nos sorprende ver en las noticias que la Junta de Andalucía, en concreto la Consejería de Salud y Familias, tiene previsto establecer las bases reguladoras de subvenciones a entidades privadas sin ánimo de lucro para proyectos de apoyo y atención social a la mujer gestante en situación de vulnerabilidad, así como a entidades locales de ámbito municipal para proyectos de apoyo a las familias.
 
La Junta de Andalucía pretende garantizar los derechos de la embarazada con criterio de equidad, no entendemos muy bien porqué, puesto que el derecho de las mujeres gestantes es a decidir si continua con su embarazo o no, y ese derecho ya está lo suficientemente garantizado con la normativa que regula el aborto actualmente. 
 
UGT Andalucía reitera que cuando hablamos de embarazos no deseados, los poderes públicos no deben intervenir en la decisión privada e intransferible de sus ciudadanas, porque es sobre su propio cuerpo y sobre el desarrollo de sus vidas sobre lo que tienen que elegir. 
Los poderes públicos lo que deben hacer es garantizar que esta decisión tenga cobertura a través de la sanidad pública y cumpla con la normativa aplicable, y no subvencionar asociaciones antiabortistas cuyas actividades en ocasiones, rozan el delito de acoso.
 
Lo que nos parece de una incoherencia sublime, además es que este tripartito subvencione a entidades para no sabemos muy bien qué derecho protegerán, ni que ayudas recibirán las mujeres embarazadas, ni cuánto tiempo ni para qué, y sin embargo es incapaz de reunirse con los interlocutores sociales, ni invertir recursos económicos en garantizar la atención y cuidado de menores cuyos progenitores, especialmente sus madres, se tienen que ver ante tesituras muy difíciles como reducir su jornada y salario, e incluso abandonar sus puestos de trabajo. 
 
Lo que se está haciendo es avalar una ideología que va en contra del derecho de las mujeres a decidir, y no ayudando a las mujeres a compaginar sus empleos con los cuidados de sus menores, puesto que la decisión de ser madres, o no,  muchas veces está condicionada por las opciones profesionales y nuestros recursos económicos de los que se dispone, garantizando un empleo y un salario digno, con el que se puedan compaginar los cuidados, es la única medida eficaz para que las mujeres que deseen ser madres, tengan la cobertura económica y familiar necesaria para que esa maternidad sea posible.  
 
Los poderes públicos deben atender a esta necesidad social, la conciliación no puede pasar por sacrificar el empleo y los recursos económicos de las mujeres. La natalidad no se fomenta subvencionando a asociaciones antiabortistas, se fomenta con medidas que faciliten la igualdad laboral y salarial de las mujeres, con el reparto de los cuidados entre mujeres y hombres y con medidas de conciliación efectivas y adecuadas a las necesidades reales de las familias. 
 
Hasta que no tengamos una vacuna se plantean dilemas importantes en las familias andaluzas, especialmente con la merma de la economía y de los recursos de conciliación ya que no hay colegios, centros de día, campamentos de verano y no podemos contar con la inestimable ayuda de abuelas y abuelos de la misma forma que antes, así que exigimos medidas urgentes ya.