«Atrás

UGT Andalucía analiza en un nuevo informe La Andalucía de los salarios precarios

UGT Andalucía analiza en un nuevo informe "La Andalucía de los salarios precarios"

El sindicato ha realizado un informe que lleva como título "La Andalucía de los salarios precarios". Desde UGT Andalucía llevamos décadas denunciando que uno de los síntomas más importantes de la histórica precarización de nuestro mercado laboral era el salario más bajo que recibimos los trabajadores andaluces. Salarios en mucho de los casos indignos, insuficientes para poder llegar a final de mes en condiciones de garantía, que no nos proporciona ninguna capacidad de ahorro y que nos hacen padecer en mucha mayor medida los efectos de ciclos inflacionistas como el que estamos atravesando en la actualidad.

28/11/2022 |

Imagen noticia

Nuestra Comunidad Autónoma sustenta su modelo económico en un peso excesivo del sector terciario, tanto en términos de aportación al Producto Interior Bruto (PIB) Regional , como de generación de empleo. Un efecto directo de ello es que mantengamos una enorme brecha, en términos de industrialización, con las regiones donde mayor porcentaje del PIB proviene del sector secundario, tales como, por ejemplo, País Vasco, Navarra, Cataluña o la Comunidad de Madrid.

Otro factor determinante en “esta ecuación” es el menor tamaño de las empresas que configuran el tejido productivo andaluz. Prácticamente la totalidad de las mismas son pymes y micropymes, donde el movimiento sindical tiene menor peso, se cuentan con un menor número de convenios colectivos de empresa y, por tanto, también se aplican tablas salariales más reducidas.

De todo lo expuesto en los ocho epígrafes que componen el Informe podemos extraer, a modo de resumen ejecutivo, una serie de conclusiones concretas:

Los salarios insuficientes son una muestra más de la precariedad laboral que ha imperado en Andalucía durante años.

Las menores percepciones salariales de Andalucía son un efecto de la escasa industrialización de nuestro mercado laboral.

El reducido tamaño de nuestras empresas es otro elemento condicionante.

Existe una enorme polarización salarial en el seno de la península que genera cada vez más distanciamiento entre los salarios del norte y del sur.

Andalucía presenta deficiencias en la cuantía de sus salarios en todos los tramos de empleo. Aunque socialmente más dramático en los puestos de trabajo peor remunerados, también está presente en los trabajadores con retribuciones más altas.

A lo largo de los últimos 12 años, el salario mediano en Andalucía solo se ha incrementado un 8%, mientras que el nivel general de precios se encareció un 12%.

La construcción genera un salario medio muy superior al ofrecido por los servicios (3.300 euros más) y por la construcción (3.700 euros más).

De media, un trabajador con contrato indefinido percibe un salario un 32% superior al que cobra una persona contratada de manera temporal.

La brecha salarial por sexos supera los 23 puntos si la calculamos utilizando el salario mediano (4.750 € menos).

Dividido en 14 pagas, los jóvenes andaluces obtuvieron en 2020 unas ganancias salariales de apenas 800 euros al mes.

En definitiva, ahora que la inflación sacude fuertemente los cimientos, ya de por sí endebles, de la economía andaluza, es fundamental profundizar en derechos para la clase trabajadora. Entre estos derechos, los económicos son fundamentales, de cara a mejorar las condiciones generales de calidad de vida del conjunto de la ciudadanía andaluza.

Consulta el informe completo