Recorte de 400 empleos en Sevilla por el bajón del C295 de Airbus

Recorte de 400 empleos en Sevilla por el bajón del C295 de Airbus

Una decena de empresas auxiliares eliminan unos 270 empleos temporales y Airbus, otros 150. La empresa ha reducido de una veintena a diez al año la producción de estos aviones en Sevilla para 2017 y 2018

09/03/2017 |

Imagen noticia

Transcripción de la noticia publicada en Andalucia Información

 

El bajón de producción del avión de transporte militar C295, que se ensambla en Sevilla y tiene importantes paquetes de trabajo subcontratados a empresas andaluzas y del resto de España, está teniendo un importante impacto en el empleo en estos primeros meses del año. Airbus decidió el pasado año, ante la ausencia de pedidos, reducir la cadencia desde el entorno de los 20 aviones anuales a sólo 10 durante 2017 y 2018.

Como consecuencia de ello, según los datos recopilados por la federación de Industria de UGT-Andalucía, son al menos 290 los trabajadores que han perdido su empleo en ocho empresas auxiliares de Sevilla al ver no renovados sus contratos temporales (todos, excepto 32 incluidos en un ERE). Las empresas afectadas son la andaluza Alestis (30 personas), Aciturri (25), la empresa de pintura STSA (19), la ingeniería Atis (80), Sofitec (50), Mecatecnia (31) y Galvatec (20). Aeroestructuras Sevilla, integrada en el grupo Sevilla Control, acomete además un ERE para 32 personas.

 
 
 
 

A ello se suma, según explica Manuel Jiménez, secretario general de FICA-UGT Andalucía, que Airbus mantiene su intención de no renovar otros 150 contratos de empleados en la planta de ensamblaje del C295 en San Pablo, y en Tablada (ambas en Sevilla). "En total mantenemos que el impacto total en la industria aeronáutica andaluza sería de unos mil empleos", señala Jiménez.

El dirigente sindical asegura que, en la mesa de negociación con Airbus, UGT está defendiendo que esos 150 empleados son parte de la empresa y que no se puede perder empleo joven. "Que se hagan prejubilaciones o cualquier otra medida, pero no podemos perder esos 150 empleos", insiste.

Los 16 aviones C295 comprados por Canadá a final de 2016 generarán trabajo en Sevilla a partir de 2019, precisa Jiménez. Hace por ello un llamamiento a las administraciones estatal y autonómica para que "presionen" a Airbus para que defienda el empleo y las plantas españolas. También pide que España recupere las capacidades comerciales de venta del C295, que han pasado a Alemania, y más compromiso a la dirección española de Airbus que encabeza Fernando Alonso con el futuro del empleo y las fábricas en el país.

Próximas compras, ¿desde Argentina?

La reducción del ritmo de producción del C295, el avión más español de Airbus ya que procede de la antigua empresa pública Casa y tiene la mayoría de subcontratistas en España, se debe a la ausencia de pedidos suficientes para justificar la fabricación de hasta 20 al año. Tradicionalmente, Casa y luego Airbus venían ensamblando aviones sin cliente, denominados colas blancas a la espera de colocar en ellas la bandera del país cliente. Pero esa política se ha cambiado.

 

Airbus mantiene abiertas múltiples campañas de venta, siendo la de India la mayor  con 56 aparatos (40 de ellos a producir en India en una planta a construir). A ellos se añadirían otros 6 para el servicio de guardacostas de este país. Pero la operación que podría salir más rápido es la de cuatro C295 para Argentina, que anunció la compra en diciembre y está por firmar.