«Atrás

La brecha salarial existe, también en la Administración Pública

La brecha salarial existe, también en la Administración Pública

UGT Andalucía elabora cada año un informe sobre brecha salarial en nuestra comunidad. El último, publicado en febrero de este año, revelaba que la diferencia salarial entre hombres y mujeres en Andalucía es de 5.849,45 euros al año.

16/07/2019 |

Imagen noticia

Las evidencias científicas que hoy ha reclamado la Consejera de Igualdad de la Junta, Rocío Ruiz, están, para empezar, en los datos de la encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística, en las estadísticas publicadas por Eurostat, en los datos de cotización del Instituto Nacional de la Seguridad Social, o en los informes de una institución tan poco sospechosa de progresista, como la OCDE. Incluso en los estudios que publica y maneja la patronal CEOE.

Suponer que el hecho de que haya muchas mujeres en la administración pública supone que haya igualdad salarial, es erróneo. Cuando analizamos los datos vemos que también hay segregación, temporalidad, brecha salarial, techo de cristal, diferentes usos de los derechos de conciliación…según el informe de evaluación de impacto de género, que acompañaba a los Presupuestos de la Junta de 2018, que el gobierno de PP y Ciudadanos ha prorrogado, los funcionarios hombres cobraban en 2017 un 12,1% más que sus compañeras mujeres.

UGT Andalucía apoya la elaboración de informes técnicos de otras organizaciones, basados en datos estadísticos y fiables, como los que la consejera insta a que hagan las universidades andaluzas. No nos cabe duda de que vendrán a refrendar y completar todos los demás. Pero hasta ahora, todos los informes científicos y técnicos, elaborados por instituciones serias, apuntan a que la brecha salarial es una realidad social innegable. 

Los informes que año tras año, elabora UGT Andalucía, son investigaciones rigurosas y no pretenden confundir a la ciudadanía, sino todo lo contrario: su objetivo es informar de una realidad evidente, que obliga a tomar medidas para superarse. Combatir la desigualdad entre mujeres y hombres es una responsabilidad política, y poner en duda la evidencia que revelan todos los informes sí que es tratar de confundir a la ciudadanía.    

Un de las herramientas correctoras fundamentales es la negociación colectiva en las empresas, a través de los planes de igualdad, que también están obligadas a negociar, como empleadoras las administraciones públicas, y la Junta de Andalucía no es una excepción.

La ley obliga al cumplimiento de las leyes de igualdad, empezando por la estatal de 2007, y la andaluza del mismo año, modificada en 2018.  UGT es una organización pionera en el derecho a la igualdad, que se   recoge como uno de sus principios fundacionales desde 1888. No habrá igualdad real si no se valora de igual forma el trabajo de hombres y mujeres.