«Atrás

FeSP UGT Andalucía defenderá a las Universidades Públicas llegando hasta la vía penal contra el recorte brutal del Gobierno Andaluz

FeSP UGT Andalucía defenderá a las Universidades Públicas llegando hasta la vía penal contra el recorte brutal del Gobierno Andaluz

El reciente anuncio del Consejero de Universidades de la Junta de Andalucía, de un gobierno sostenido por Vox, PP y Ciudadanos, de castigar a las Universidades Públicas de Andalucía, con un recorte brutal de 135 millones de euros, no tiene ningún sentido y denota intereses inconfesados de odio hacia lo público, hacia la enseñanza superior, hacia la investigación y de entrega fervorosa a las universidades privadas.

26/05/2020 |

Imagen noticia
Cuando nadie lo ha pedido, ni Europa, ni el gobierno de España habla de recortes, excepto la prensa de la extrema derecha. El gobierno andaluz, al rebufo de la crisis provocada por el COVID-19, cuando cree que la sociedad está más indefensa, aprovechando el dolor colectivo, ha comenzado un ataque desmedido contra las Universidades Públicas de Andalucía, anunciando un recorte económico sin precedentes.
 
Y lo hacen justo cuando era momento de lo contrario, de apoyar a lo público, con una mayor inversión, especialmente a las Universidades, que son el centro de la innovación, de la investigación y del conocimiento de Andalucía. El calor surgido de la miseria del dolor les ha hecho quitarse las caretas de la moderación y entregarse al juego ideológico que más les gusta, la liquidación de lo público y la apuesta por las empresas privadas.
 
Ya se intentó en tiempos del inefable ministro Wert, que animado por los bancos y potentes empresas trató de arruinar a las Universidades Públicas, con su rosario de decretos, para ponerlas en manos privadas. La historia no es nueva e intentos de privatización general de lo público se encuentran en la genética de la derecha, lo único que cambia ahora es que el responsable de esta Consejería es Ciudadanos, el partido que quiere vender moderación.
 
Se da la descarnada y vergonzosa paradoja que el sufrimiento que hemos pasado con la pandemia del coronavirus, se ha debido en gran medida a los recortes que la derecha aplicó a la Sanidad en el pasado, la lección no la han aprendido, ni les hace reflexionar, en lugar de rectificar y apoyar a lo público aprovechan la ocasión para intentar liquidarlo de nuevo.
 
FeSP UGT Andalucía en su compromiso con la ciudadanía defiende, a toda costa, nuestro Estado de Derecho, que asegura la igualdad ante la ley de los/as ciudadanos/as y eso se consigue con unos Servicios Públicos potentes, donde todos tengamos las mismas oportunidades en Educación, en todos sus niveles incluido el universitario, en Sanidad, o en las Pensiones.
 
Las medidas antisociales se evitan con diálogo entre los Agentes Sociales y el Gobierno, en este caso el andaluz; por esa razón, FeSP UGT Andalucía viene reclamando a este gobierno la continuidad de la Negociación Colectiva, a través de la Mesa de Negociación de Universidades de Andalucía, pero, la Consejería de Universidades ya ha mostrado su talante liquidando la Mesa por inanición, incumpliendo, así, los compromisos alcanzados anteriormente sobre el personal universitario, su talante anunciaba las medidas autoritarias que han dictado ahora.
 
Por esta razón, FeSP UGT Andalucía actuará con todos sus medios para oponerse a tal recorte, e insta a las/os Rectoras y Rectores de las Universidades Andaluzas, a las demás Centrales  Sindicales, a la Comunidad Universitaria y a la sociedad en su conjunto, a formar un frente de rechazo a tales medidas. Porque, además de su propia perversidad, tememos que supongan el primer paso para la liquidación de las Universidades Públicas de Andalucía y su entrega en manos de las universidades privadas; el fervor con el que están apoyando su reciente crecimiento e implantación en Andalucía es un mal síntoma de todo ello.
 
Nuestra  oposición  se  realizará  por  todos  los  medios  a  nuestro  alcance,  la  denuncia  pública,  como la presente, las movilizaciones, la huelga general o la denuncia ante la jurisdicción penal, contra una medida así, que va contra nuestras leyes más sagradas encabezadas por la Constitución.