«Atrás

El coronavirus y la pasividad del Gobierno de la Junta condenan a la industria andaluza al abismo absoluto

El coronavirus y la pasividad del Gobierno de la Junta condenan a la industria andaluza al abismo absoluto

Los precios del sector en Andalucía se desploman un 18,3% con respecto a abril del año pasado, la mayor caída del conjunto del Estado. La Junta de Andalucía sigue sin ser capaz de articular medidas que ayuden a afrontar a nuestra industria la situación de crisis generada por el coronavirus. Los datos cada vez son más negativos y la interanual andaluza vuelve a caer 7,5 puntos con respecto al dato ya negativo que registramos en el mes anterior.

25/05/2020 |

Imagen noticia
De esta forma, en el cuarto de los meses del año, el descenso mensual de nuestros precios industriales ha sido del 7,2%, más de cuatro puntos superior al registrado a nivel estatal (-3,0%). De esta forma, el Índice de Precios Industrial de Andalucía (86,1) tradicionalmente inferior a la media estatal (95,9), se mantiene un mes más por debajo de este y lo que es peor, vuelve a aumentar la distancia entre ambos.
 
El descenso mensual de nuestros precios industriales ha sido tan pronunciado que no solo es el mayor en el seno del conjunto del Estado, sino que supera, en más de un punto, el obtenido por el resto de CCAA con tasas más negativas: Región de Murcia (-6,0) y  el Principado de Asturias (-5,3%). No obstante, es importante reseñar que, durante el pasado mes de abril, los precios del sector industrial presentaron tasas mensuales negativas en todas las regiones, aunque en dos regiones fue inferior a un punto: La Rioja y Navarra (ambas un -0,9%).
 
Con este nuevo dato, los precios del sector secundario andaluz profundizan un inicio del nuevo ejercicio económico en el que no dejamos de acumular cifras inferiores a la media del conjunto del Estado y, por lo tanto, ampliando la brecha histórica que nuestro sector mantiene con las CCAA tradicionalmente más industrializadas. Tanto es así que, en lo que llevamos de año, la caída de los precios de la industria andaluza (-14,9%) supera, en más de ocho puntos y medio, la tasa registrada para el conjunto del Estado (-6,3%).
 
La industria andaluza parece estar condenada al fracaso ante la intolerable pasividad del Gobierno de la Junta de Andalucía, mucho más preocupado en anunciar recortes en las principales políticas publicas que en llevar a cabo un plan estratégico de industrialización para nuestra tierra.  En un mal mes para la todas las CCAA, en términos interanuales, Andalucía (-18,3%) se ha situado en unos niveles de caída de precios casi diez puntos por encima de la media estatal (-8,4%) y situándose como la peor de entre todas las regiones.
 
En este apartado, es de reseñar, los elevados registros negativos alcanzados  también por el Principado de  Asturias (-16,7%), Canarias (-14,7%) y Baleares (-14,6%). Por el contrario, La Rioja (-1,4%), Navarra (-2,2%) y Extremadura (-2,5%), fueron las CCAA con tasas negativas más reducidas.
 
Los datos son contundentes y no hacen más que recalcar la imperiosa necesidad que tiene Andalucía de convertir a su industria en protagonista absoluto del proceso de recuperación de la economía y del empleo una vez controlada la pandemia.  No podemos permitirnos el lujo de que nuestro Ejecutivo Autonómico preste mucha más atención a la confrontación política con Madrid que a intentar llegar a Acuerdos con el resto de Administraciones para fomentar el proceso de industrialización por el que clama Andalucía. La historia económica es contundente, solo las economías industrializadas afrontan con garantías los procesos de crisis económicas, la que vivimos en la actualidad generada por el coronavirus ha vuelto a demostrarlo.