«Atrás

Carmen Castilla urge un convenio regional para el campo que obligue a la patronal a aplicar el SMI ante salarios miserables

Carmen Castilla urge un convenio regional para el campo que obligue a la patronal a aplicar el SMI ante salarios miserables

La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha urgido este martes la firma de un convenio colectivo a nivel regional para el campo y el manipulado que "obligue" a los empresarios del sector a aplicar en Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y ayude a combatir "salarios y condiciones laborales miserables".

21/05/2019 |

Imagen noticia

"No podemos estar sacando pecho continuamente con las exportaciones, que han subido un nueve por ciento, en un sector que mueve un gran porcentaje del impacto en el PIB andaluz mientras tenemos a las trabajadoras, y subrayo trabajadoras, con salarios miserables y con jornadas que son muchas veces interminables, con horas extra que no se pagan y que no son computadas por el empresario", ha afirmado.

Castilla ha participado en la concentración de protestas convocada por UGT para denunciar la situación del manipulado en la provincia de Almería, en la que la negociación del convenio colectivo "no se desbloquea" y está "paralizado" desde 2013, al tiempo que la patronal, también del campo, "tampoco quiere aplicar la subida del SMI, que es de justicia, es de ley".

"Se puede hacer, se puede hacer", ha repetido la responsable regional de UGT, quien ha hecho referencia al laudo de obligado cumplimiento que funciona en Extremadura y que establece "que tienen derecho al SMI de 900 euros y 14 pagas los trabajadores del campo". "Andalucía no se puede quedar atrás", ha advertido para invitar a "mirar hacía la comunidad vecina".

En esta línea, ha señalado que no solo reclaman un salario digno, sino que exista "un convenio estatal del campo, que llevamos pidiendo muchísimo tiempo" o, "a falta de este, que se regule o se negocie un convenio a nivel regional". Ha afirmado que es "incomprensible" que cada provincia andaluza tenga "unas condiciones totalmente heterogéneas cuando tiene que ser un sector muy homogéneo".

Castilla ha criticado la estructura salarial de sectores como el del manipulado o el campo ya que, según ha remarcado, también se incumple el acuerdo alcanzado en 2018 "por las principales centrales sindicales y la patronal que establecía que ningún convenio iba a fijar salarios por debajo de los 1.000 euros en 2020".

"Esto no existe en sectores que están afectados por la precarización, la temporalidad, la parcialidad en un 60 por ciento en hombres y en hasta un 70 por ciento en mujeres, por una brecha salarial cuya anchura en pleno siglo XXI es intolerable", ha reprochado para subrayar que "casi medio millón de personas en Andalucía tienen que ver directamente con esta actividad que es fundamental para mover el motor de la agroindustria y que, pese a eso, tiene todo tipo de deficiencias".

La secretaria general de UGT-A ha reclamado también la presencia de un delegado de prevención "sectorial", con capacidad para "entrar en las fincas sin ningún tipo de problema a ver si existen factores de riesgo que pueden hacer que pierda la vida un trabajador" y el aumento del número de inspectores de trabajo.

Al hilo de esto, ha apuntado que, de acuerdo a los datos que maneja el sindicato hasta abril, cuatro de las personas que perdieron la vida "en el tajo, llevaban menos de un mes trabajando". "Falta formación y falta que los contratos de tipo eventual pasen a ser fijos discontinuos", ha concluido.