UGT Andalucía valora de forma positiva la nueva ley hipotecaria

UGT Andalucía valora de forma positiva la nueva ley hipotecaria

El próximo domingo, 16 de junio, es el día en el que estará plenamente operativa la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito Inmobiliario (LECOCI), siendo su primer día de aplicación el lunes 17 de junio. A partir de este día, cualquier persona que firme una hipoteca se acogerá a las directrices de la nueva normativa, entre las que está incluida la obligación del banco de entregar toda la documentación y condiciones relacionada con el préstamo con un antelación mínima de 10 días, además de la obligación del notario de firmar un acta dando fe de que el cliente entiende toda la información.

14/06/2019 |

Imagen noticia

Esta documentación debe aportar más información y de forma más clara de lo que hasta ahora se aportaba. Entre estos documentos nuevos se destaca la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), que recoge información personalizada según el perfil del comprador y el préstamo que le interese y la Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE), donde se incluyen las cláusulas, los índices usados para calcular el interés del préstamos, los efectos en caso de impago de varias cuotas y los costes derivados, etc. Además debe contener las simulaciones de las cuotas mensuales de lo que hay que abonar de la hipoteca, la variación que sufrirá a lo largo del tiempo, una copia del proyecto del contrato de compraventa, las garantías del seguro exigido para la formalización de la hipoteca, información clara sobre los gastos que corresponden al banco y al cliente, e incluso toda la información sobre el asesoramiento gratuito que el notario debe realizar.

En cuanto al tema de los gastos que cada parte debe abonar, a partir de esta nueva Ley de Crédito hipotecario, la mayoría de los gastos corren a cargo del banco, hecho que anteriormente no sucedía así. Es decir, el banco paga la gestoría, los aranceles notariales para formalizar la escritura, la inscripción en el Registro de Propiedad y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que en caso de Andalucía es de los más altos, siendo el 1,5% del total de la hipoteca, mientras que por ejemplo en Madrid es del 0,5%. Y en cuanto a la persona compradora seguirán pagando los gastos de tasación y las segundas copias del notario en caso que las solicite.

Con este nueva Ley, el notario debe explicar con total claridad las condiciones del préstamo a la persona que va a formalizar la hipoteca. Este hecho pasa a ser requisito obligatorio,  además el cliente puede elegir con total libertad al notario al que quiere dirigirse, quien proporcionará asesoría imparcial y gratuita al prestatario. Además el notario debe resolver todas las dudas en los días previos a la firma, comprobar que no hay cláusulas abusivas por parte de la entidad y ratificar que el titular entiende lo que está contratado.

Por otro lado, el notario debe comprobar que el banco no obliga al cliente a contratar otros productos vinculados a la hipoteca, y además la persona que realice la hipoteca puede elegir cualquier entidad para contratar lo que considere necesario, no tiene porque ser el mismo banco donde formalice el préstamo hipotecario.

Volvemos a recordar también, los casos de ejecuciones hipotecarias, que con la aplicación de la nueva Ley hay más seguridad frente a las mismas, en el sentido de que si esta ejecución de hipoteca se realiza en la primera mitad de la vida de la hipoteca, las ejecuciones no se podrán llevar a cabo hasta que no se haya dejado de abonar 12 cuotas o el 3% del capital principal del préstamo. Y en el caso de que se produzcan en la segunda mitad de la hipoteca, no se producirán las ejecuciones hasta que no se haya dejado de abonar 15 cuotas o el 7% del capital pendiente.

Igualmente en caso de subrogación, cambiando la hipoteca de un banco a otro, no presenta costes y se puede hacer libremente.

Desde UGT Andalucía, como ya manifestamos en su momento, valoramos de forma positiva esta nueva regulación de las hipotecas, ya que se trata de una mejora en la protección de las personas consumidoras, porque se recogen reivindicaciones que desde nuestro sindicato hemos realizado, como el pago de la mayoría de los impuestos y gastos de constitución de una hipoteca por parte de las entidades financieras y no por el consumidor

Ahora bien, quedan aún muchas cuestiones que mejorar. Entre ellas, equipararnos al resto de los países de la Unión Europea en cuanto al periodo que se deja de abonar para que comiencen los desahucios, que solo se ha ampliado de nueve a doce meses para que se inicie la ejecución del préstamo y que tampoco se recoja una solución para ofrecer una vivienda digna antes de comenzar dichas ejecuciones, que este primer trimestre de 2019 ha situado a Andalucía en la segunda región con más ejecuciones realizadas, alcanzando un total de 1.422.