Los trabajadores de Arquisocial reclaman al alcalde de Granada la remunicipalización de la Ayuda a Domicilio

Los trabajadores de Arquisocial reclaman al alcalde de Granada la remunicipalización de la Ayuda a Domicilio

Coincidiendo con la investidura de Luis Salvador como alcalde de la ciudad, este sábado, 15 de junio, el Comité de Empresa de Arquisocial, empresa que presta el servicio público de ayuda a domicilio en Granada, se ha concentrado en la entrada del Ayuntamiento, para reclamar al nuevo regidor la remunicipalización de este servicio, ya que consideran que el dinero público debe servir de forma íntegra para que la plantilla (unas 700 personas) puedan prestar un servicio público de calidad, como no puede ser de otra manera, a los más de 3.000 usuarios y usuarias.

17/06/2019 |

Imagen noticia

Desde el Comité de Empresa de Arquisocial, presidido por UGT, y del que también forman parte CCOO, CGT y SAT, se cree posible y asumible la municipalización del servicio de ayuda a domicilio, porque la gestión directa de este servicio traería consigo un importante ahorro para las arcas municipales por la eliminación del beneficio empresarial, y es factible el rescate porque el mantenimiento de este servicio conlleva muy poco coste en equipamiento e infraestructuras. Así, de los más de 11 millones de euros  anuales que le cuesta al Ayuntamiento de Granada la ayuda a domicilio, los trabajadores apenas cobran, el que más,  6 euros por hora, lo que significa que la empresa privada tiene unos márgenes altos de beneficio, a costa de dinero público.

De hecho ponen como ejemplo que, en la ciudad de Málaga, la municipalización de un servicio público, como la limpieza viaria y recogida de residuos, que ya está en marcha, supondrá un ahorro anual a las arcas municipales de 8 millones de euros.

Por ello, reclaman que el nuevo equipo de Gobierno inicie a la mayor brevedad posible un estudio sobre la viabilidad técnica y presupuestaria de esta medida, puesto que dicha municipalización se podría hacer a través de varias fórmulas de gestión y naturaleza jurídica.

Y es que el modelo de gestión privatizador de un servicio público como éste, como hasta ahora ha sucedido no sólo en Granada sino en otros ayuntamientos de la provincia, está fracasado. Así, advierten de que los objetivos de las empresas del sector de la dependencia son los de obtener beneficios y no los del servicio público, añadiendo que, hasta ahora el resultado de este modelo es la precariedad laboral, convirtiendo a las y los profesionales en trabajadoras/es pobres.

Concluyen que no es posible, que una empresa privada obtenga sus legítimos beneficios empresariales a costa de "jugar" con los servicios públicos, con el consiguiente perjuicio para la ciudadanía, y  para los trabajadores/as, cuya situación laboral es muy precaria.