«Atrás

UGT-A recuerda la obligatoriedad de las empresas de realizar la evaluación de los riesgos laborales para proteger a sus trabajadores

UGT-A recuerda la obligatoriedad de las empresas de realizar la evaluación de los riesgos laborales para proteger a sus trabajadores

El tejido empresarial andaluz se compone en más de un 95% de pequeñas y medianas empresas, las cuales en su inmensa mayoría, por no decir en su totalidad, tienen contratado un servicio de prevención ajeno para llevar a cabo las funciones en materia preventiva, entre las que se encuentran el prestar asesoramiento y apoyo necesario en función de los tipos de riesgos presentes en la empresa; el diseño, implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales; la evaluación de los factores de riesgos que puedan afectar a la seguridad y salud de los trabajadores y la planificación de la actividad preventiva y adopción de medidas preventivas.

26/03/2020 |

Imagen noticia
Actualmente, toda la población se está enfrentando a una situación para la que no estábamos preparados y parece que las empresas tampoco, como es la aparición del virus SARS-CoV. Un nuevo riesgo no evaluado pero con capacidad de poner en peligro la salud de las personas trabajadoras, por lo que en estos momentos el papel de los servicios de prevención adquieren un papel de vital relevancia en el asesoramiento a las empresas de las medidas a diseñar para evitar exponer a los trabajadores/as al nuevo coronavirus, y lo que es muy importante y esencial, la empresa debe informar a todos los trabajadores/as.
 
 A nuestro Sindicato llegan continuas denuncias de trabajadores/as muy preocupados porque se sienten desprotegidos ante un posible riesgo de contagio, lo cual nos lleva a la conclusión de que, o la empresa no está adoptando las medidas necesarias o los servicios de prevención no están evaluando el riesgo de exposición en los distintos puestos de trabajo de la misma.
 
Entre estas medidas, y en función de las características de la empresa, pueden estar el teletrabajo y para los trabajadores sensibles o de alto riesgo (personas que padecen diabetes, enfermedad cardiovascular, hipertensión, enfermedad  hepática crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años), el cambio de puesto de trabajo o el cambio de lugar de trabajo dentro de la misma localidad. 
 
En el caso de que estas medidas no se pudieran aplicar, existe la posibilidad de conceder una licencia retribuida o tal como indica el procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus, los Servicios de Prevención deberán emitir un informe para facilitar a los servicios de atención primaria la tramitación de la IT.
Son muchos los sectores desde los que nos solicitan asesoramiento ante la nueva situación creada en las empresas por el coronavirus, pero quizás es el colectivo de trabajadores/as de la limpieza, el que más preocupación nos transmite. Trabajadores/as que se encuentran entre esos colectivos de riesgo cuyas empresas les está enviando a trabajar a lugares donde la exposición al coronavirus es mayor, como son los hospitales.
 
 Pero no es el único temor que nos manifiestan. En general en los hospitales, no con un criterio común, se está dotando al personal de limpieza de los EPI necesario para desarrollar su trabajo sin riesgo; sin embargo en otros, como ha ocurrido en el hospital de Osuna, el gerente no ha facilitado los medios de protección al personal de limpieza, exigiendo que sea la empresa de limpieza adjudicataria del servicio quien les dote de los mismos. 
 
Esta empresa ha intentado adquirir por todos los medios el material necesario, siéndole absolutamente imposible, debido al desabastecimiento general existente. Ante esto, debemos entender que nos encontramos en una situación excepcional y se deben tomar decisiones que pudieran ser excepcionales. Es inconcebible que el personal de limpieza del hospital acceda a las habitaciones de personas contagiadas a realizar su trabajo sin las medidas de protección adecuadas, ya que no solo está poniendo en juego su salud, si no la de todo el personal del hospital, sanitario y no sanitario. Por tanto, no logramos entender la decisión del gerente del hospital de Osuna al no actuar como lo están haciendo el resto de los hospitales y facilitar los EPI's necesarios al personal de limpieza, cuyo trabajo es imprescindible siempre, pero incluso más en situaciones tan duras como a las que nos estamos enfrentando, y este debe hacerse siempre con todas las medidas de seguridad posibles que protejan la salud de los trabajadores/as, fundamentalmente a aquellos/as que están más expuestos al contagio.
 
 No adoptar las medidas de prevención adecuadas en los centros de trabajo va a contribuir a que el contagio se extienda incluso más allá de los mismos, por tanto, no solamente es vital cumplir el confinamiento impuesto por el estado de alerta, sino también proteger a los trabajadores y trabajadoras  cuya tarea es esencial en estos momentos.
 
Los servicios de prevención deben tomar las riendas en las empresas y trabajar en base a las recomendaciones incluidas en el procedimiento de actuación frente al nuevo coronavirus para los mismos, de manera que las empresas implanten con carácter inmediato las medidas necesarias para no poner en riesgo la salud de sus trabajadores/as.