«Atrás

UGT Andalucía gana el juicio contra el falso alertador de corrupción

UGT Andalucía gana el juicio contra el falso alertador de corrupción

El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel por un delito de descubrimiento y revelación de secretos a Roberto Macías, ex trabajador del sindicato y por la posterior filtración a diversos medios de comunicación de documentos de la UGT-A que se había apropiado ilícitamente, lo que provocó un linchamiento mediático indiscriminado a nuestra organización.

15/05/2020 |

Imagen noticia
Entre los hechos probados en la sentencia se recoge que el condenado en noviembre de 2012, siendo aún trabajador de UGT Andalucía, y en horario laboral volcó y copió en una memoria extraíble desde su ordenador profesional 22.500 archivos de la organización y que posteriormente descargó entre noviembre de 2013 y enero de 2014 en el ordenador personal hallado por la Policía en su domicilio, cuando ya no era trabajador del sindicato desde hacía cerca de un año.
 
Según se recoge en la pericial judicial realizada por el grupo de informática forense de la Policía Científica, debidamente ratificada y explicada en el acto de juicio queda acreditado en base a dichas fechas, que el manejo de la información contenida en los archivos no tuvo lugar como consecuencia de su trabajo, pues en todo caso se produjo con posterioridad a su despido en la entidad.
 
Así mismo señala que se apoderó de dicha documentación sin consentimiento alguno de  UGT-A y la dispuso para fines ajenos al desempeño de sus funciones, suministrándola, al menos parcialmente, a diversos medios de comunicación, lo que permitió que desde el mes de abril de 2013 y hasta noviembre de ese mismo año, la opinión pública se hiciera eco de ella, en publicaciones de prensa tanto digital como en papel escrito, tales como La Voz de Cádiz, el diario ABC, El Mundo y Libertad Digital.
 
La sentencia también cuestiona si las intenciones del condenado eran realmente las de alertar un supuesto caso de corrupción, en cuanto ha quedado demostrado que no utilizó en ningún momento los canales de denuncia previstos en el ordenamiento jurídico, habiendo ofrecido la información a los medios de comunicación pero no a la Policía, juzgados o fiscalía.
 
UGT Andalucía siempre ha sido respetuosa en sus manifestaciones concernientes a lo que procedimientos judiciales se refiere por el respeto que tiene al estado de derecho y su confianza en el estamento judicial, pero considera necesaria hacer pública esta sentencia con el objeto de desmentir muchas de las afirmaciones que se han realizado en ciertos medios de comunicación contra la organización, e injustamente de manera implícita contra sus delegados y afiliados durante todos estos años. 
 
Tras meses y meses aguantando el descrédito público por parte de determinados medios,  animamos a aquellos medios que utilizaron, a sabiendas, información sustraída de manera ilícita, tal como ha demostrado la sentencia,  a que sigan el más básico de los códigos deontológicos  y publiquen una rectificación al respecto.
 
Desde UGT Andalucía  utilizaremos todos los medios legales a nuestra disposición para defender la honorabilidad de la organización, así como la de sus afiliados y afiliadas, delegados y delegadas. Y por supuesto, nos reservamos del mismo modo el derecho a ir contra aquellas personas y medios de comunicación que difundan información de procedencia ilegal o que no se atenga a datos reales.