«Atrás

UGT Andalucía considera urgente reactivar la Renta Mínima de Inserción Social

UGT Andalucía considera urgente reactivar la Renta Mínima de Inserción Social

En un año y medio, desde que entró en vigor el decreto 3/2017, sólo se han resuelto favorablemente 18.000 solicitudes de las más de 100.000 presentadas, de las que la Junta sólo ha podido analizar la mitad. UGT Andalucía ya consideró un paso atrás, cuando se aprobaron los Presupuestos de 2019, la reducción de 63 millones de euros de la partida destinada a la Renta Mínima, al pasar de 198 millones presupuestados en 2018, a 135 millones en 2019.

11/09/2019 |

Imagen noticia

Entendemos que si no se gasta el montante principal no es porque no haya familias que necesiten esa ayuda, sino por falta de funcionarios destinados  a gestionar las solicitudes, y por los excesivos trámites burocráticos, lo que hurta a muchos ciudadanos y ciudadanas de un derecho recogido en la Ley.

Ayer, 10 de septiembre de 2019, se celebró en la sede de la Universidad Internacional de Andalucía un panel de personas expertas "Generando conocimiento compartido para la mejora del Decreto-ley 3/2017, de 19 de diciembre, por el que se regula la Renta Mínima de Inserción Social en Andalucía" organizado por la Consejería de Igualdad, Políticas sociales y Conciliación y EAPN Andalucía  con el objeto de analizar y debatir sobre la aplicación de dicho Decreto, en el que ha  participado UGT Andalucía. 

La Renta Mínima de Inserción Social es una prestación económica que tiene consideración de derecho subjetivo del Sistema Público de Servicios Sociales de Andalucía orientada a la erradicación de la marginación y la desigualdad y a la lucha contra la exclusión social. Su reconocimiento tiene que estar condicionado a la concurrencia de los requisitos y condiciones exigidos y que debe incorporar un  Plan de inclusión  sociolaboral. 

La puesta en marcha de este  derecho, suponía  un reto para las Administraciones Públicas, puesto que se hacía necesario una estrecha  cooperación y coordinación entre ellas, desde la local hasta las diferentes Consejerías de la Junta de Andalucía, principalmente entre servicios sociales y empleo.

No obstante, tras un año y medio desde su aprobación,  la gestión y tramitación de la misma no ha sido lo suficientemente efectiva,  puesto que no ha habido un refuerzo  lo suficientemente importante de los y las profesionales de Servicios Sociales para atender a las personas solicitantes que ha provocado  un aumento considerable de la carga de trabajo; la creación tardía de los instrumentos y herramientas que permitan la coordinación y cooperación entre las Administraciones Públicas, así como la realización óptima de los Planes de inclusión, lo que ha provocado  una situación de colapso  y largas listas de espera, no cumpliéndose los objetivos marcado en la regulación de la Renta Mínima de Inclusión Social.

Por ello, desde UGT Andalucía consideramos que es necesaria la realización de un análisis  y evaluación que permita detectar los problemas acontecidos para que se puedan realizar modificaciones en el Decreto-ley que agilicen la tramitación y gestión de la misma. No obstante, desde UGT Andalucía no vamos a apoyar una modificación del  derecho subjetivo  de los andaluces y andaluzas que merme sus posibilidades de disfrutar de una vida digna.

UGT Andalucía viene reivindicando desde el año 2005  su 8º Congreso Ordinario (2005) el derecho subjetivo a una renta básica para la inserción sociolaboral en Andalucía.