«Atrás

UGT Andalucía exige unos Presupuestos basados en políticas valientes que den respuesta a las necesidades reales de la ciudadanía

UGT Andalucía exige unos Presupuestos basados en políticas valientes que den respuesta a las necesidades reales de la ciudadanía

Septiembre da el pistoletazo de salida a una parte esencial del ejercicio de gobierno en Andalucía. Para UGT Andalucía, es el momento de preparar los Presupuestos de 2021, un año que no será fácil pero que debe regirse por la máxima de la protección de las personas. Según el secretario de Política Institucional de UGT Andalucía, Raúl García Romo, "los efectos de la pandemia sobre la economía y la incertidumbre sobre el límite de gasto o el déficit autorizado, unido al por ahora confuso reparto de fondos europeos que le corresponderán a Andalucía, no facilitan la tarea".

15/09/2020 |

“Este hándicap no debe ser excusa para que los partidos políticos, y en especial el Gobierno, apuesten por políticas sensibles al momento actual de necesidad de los ciudadanos y ciudadanas, y sienten las bases de un futuro más seguro para todos”, ha asegurado.

“Esa seguridad aplicable a todos, desde trabajadores por cuenta ajena a funcionarios y autónomos, debe regirse por la generosidad de todos y cada uno de los agentes que conforman el tejido social y económico de Andalucía. Se debe mostrar, en primer lugar, en la clase política. No es momento de confrontaciones sino de buscar sinergias, y no hay interés común mayor que el bienestar de todos los andaluces y andaluzas”, ha dicho el responsable regional de Política Institucional.

Según García Romo, “es necesario también generosidad por parte de los empresarios. No es momento de despedir a trabajadores. Es el momento de compartir una situación adversa, máxime cuando, en ejercicios anteriores, las cuentas de resultados han sido positivas. Pero también necesitamos generosidad en las grandes fortunas. La justicia social está llena de grandes satisfacciones y el colaborar activamente con ella en forma de pago de mayores y mejores impuestos debería ser un orgullo, ya que supondría un aporte importante en el porvenir, no solo de ésta, sino de las próximas generaciones”.

Además, para Raúl García Romo,  “la economía sumergida ha dejado a muchos trabajadores sin el amparo de empresarios que no consideran necesario que sus empleados coticen y sin la protección que da el Estado con esas cotizaciones. El trabajador ha de ser consciente de que la gratificación inmediata y sin control a la larga es una losa que caerá inexorablemente sobre él cuando haya una crisis, una baja laboral o la jubilación. Hay que denunciar al mal empresario y hay que ser generoso aportando a la caja común para el mantenimiento de nuestros servicios públicos. Todas esas generosidades deben ser canalizadas por el Gobierno Andaluz. Un Gobierno al que pedimos que haga políticas valientes que aseguren un sistema que reparta más y mejor la riqueza y que en momentos de necesidad sepa dar respuesta a los ciudadanos, especialmente a los que cuentan con menos oportunidades, es decir, a los más vulnerables”.

“El Gobierno ha de mantener el poder adquisitivo de los funcionarios públicos, servicios esenciales que durante la pandemia han demostrado ser unos profesionales altísimamente cualificados y comprometidos que no merecen que recaiga sobre ellos el peso de la recuperación económica, como en otras veces ha ocurrido. Nos cuidan a todos y todas por igual, sin importarles nuestra condición. Y eso es un logro de nuestra sociedad del que pocos países pueden presumir”, ha señalado.

“Del mismo modo, ante la avalancha de solicitudes de necesidad de liquidez por parte de las empresas, un Gobierno valiente debe exigirles la creación de fondos de contingencia ante crisis que se bonifiquen fiscalmente, para que en casos, como los que estamos viviendo, alivien la sangría que está provocando en las arcas públicas el pago de los ERTE. Además, un mayor control del rendimiento neto de los autónomos es fundamental para que, por un lado, puedan contribuir de manera más clara y justa con sus obligaciones tributarias y para que su protección sea mayor en caso de necesidad. La economía del ahorro autónomo en muchos casos es una forma de política paralela a la del Estado, beneficiosa en momentos de bonanza pero altamente arriesgada, como la COVID ha dejado más que patente”, ha dicho García Romo.

Finalmente, para el secretario de Política Institucional de UGT Andalucía, los Presupuestos de este año deben basarse en una “fiscalidad progresiva, mayor inversión en inspección laboral, salud, educación, futuro, generosidad, en definitiva, en sentido de Estado”.