«Atrás

No se solucionan los principales problemas de nuestras empresas para evitar su cierre

No se solucionan los principales problemas de nuestras empresas para evitar su cierre

El último de los meses del año concluyó con el cierre de 338 nuevas sociedades andaluzas, lo que supone 73 más de las disueltas el mes pasado (265) en un mes en el que, a nivel estatal, el dato también se incrementó de manera destacada (731 más) con respecto a las 1.982 que lo hicieron en noviembre. De esta forma, en el conjunto del Estado, el número de sociedades disueltas fue de 2.713 por lo que, 12,5 de cada 100 de las empresas disueltas son andaluzas, un porcentaje un punto inferior al registrado el mes pasado (13,37%).

13/02/2020 |

Imagen noticia

Si observamos la comparativa interanual, los datos  resultan mucho más positivos para Andalucía. De esta forma, con respecto a diciembre de 2018, el número de sociedades disueltas en Andalucía ha sido un 23,7% menor a la cifra registrada por aquel entonces. Para el conjunto del Estado, el número de sociedades obligadas a echar el cierre, lejos de minorarse, se ha incrementado en un 2,5%.

En lo que a las sociedades creadas se refiere durante el mes de diciembre, en nuestra Comunidad Autónoma, vieron la luz 1.144 de las 7.097 que lo hicieron en el Estado, lo que supone un 16,12%. En Andalucía, el número de sociedades creadas fue levemente inferior a las que se alcanzaron el mes anterior (1.217). Por su parte, en el conjunto del Estado dicha cifra fue también algo menor a las 7.331 creadas en noviembre del pasado año.

En datos interanuales, en esta ocasión, salimos peor parados ya que, en Andalucía, el número de sociedades creadas el pasado mes de diciembre fue, únicamente, un 1,5% mayor a las que se registraron en el mismo mes de 2018. Para el conjunto del Estado, el aumento interanual (4,2%), en la creación de este tipo de empresas fue casi tres puntos superior al obtenido en Andalucía.

En cuanto al capital medio suscrito por las sociedades creadas, la media andaluza (60.760 €), en el duodécimo de los meses del año, se situó, nuevamente, por debajo de la estatal (76.761). De esta forma, nos colocamos 16.000 euros por debajo de la media Estatal aunque es cierto que esta brecha se ha reducido mucho con respecto a la registrada el mes pasado (25.649 €).

En esta ocasión, Aragón (368.064 €) y País Vasco (119.901 €) destacan como las CCAA con mayor capital medio suscrito en las sociedades mercantiles creadas mientras que, en el lado opuesto encontramos, de manera muy destacada, al Principado de Asturias (7.697 €) y a Cantabria (9.311 €).En cuanto a nuestras provincias, Sevilla (126.172 €) y, en menor medida, Málaga (126.172 €) fueron las de mayor capital medio suscrito y Granada (8.097 €) y Cádiz (8.543 €) las que menos.

Por último, en el análisis provincial, destaca el hecho de que Málaga (371) y Sevilla (267) vuelven a liderar los proyectos empresariales iniciados con un 55,77% de los mismos. En sentido contrario, Jaén (38) y Huelva (47) fueron, nuevamente, las provincias con menor creación de empresas en este mes. En lo que a las sociedades disueltas a nivel provincial se refiere, también en este apartado Málaga y Sevilla (87 y 70 respectivamente), se situaron en las dos primeras posiciones mientras que Jaén (14) y Huelva (20) fueron, en diciembre, donde menor número de estas empresas se disolvieron.

Con los datos de hoy, la cifra de sociedades andaluzas que han sido incapaces de continuar haciendo frente a la situación económica, desde que se iniciara la crisis, asciende ya a 41.599 asistiendo, durante este mes, a un nuevo repunte del ritmo de destrucción de sociedades mercantiles.

Por lo tanto, una vez cerrado el año, no podemos valorar de forma positiva el mismo ya que, en términos generales, el porcentaje de descenso en el número de empresas creadas a lo largo del conjunto del año, un 2,9%, ha sido dos puntos superior al retroceso del 0,9% registrado en lo que a empresas disueltas se refiere. Es decir, durante 2019 se crearon 464 empresas menos que en 2018 mientras que solo se disolvieron 30 menos que en el año anterior.

El cambio de modelo productivo por Andalucía tiene que afectar también a la forma de gestionarse nuestro tejido empresarial. Hemos concluido un nuevo ejercicio económico sin poner fin al enorme problema que nuestras pymes, especialmente las del sector industrial y aquellas que apuestan por la innovación y por proyectos pertenecientes a sectores emergentes, tienen para poder acceder a la necesaria financiación externa que todo proyecto empresarial necesita en algún momento de su vida y, muy especialmente, en los primeros años de la misma.

Se precisa por tanto de un mayor compromiso por parte de las entidades financieras que operan en nuestra Comunidad Autónoma, muchas de ellas todavía más centradas en destinar sus fondos crediticios a proyectos más cercanos al ámbito de la especulación económica que al generador real de riqueza y empleo para Andalucía.

En el mismo sentido, es igualmente fundamental llevar a cabo convenios de colaboración entre estas entidades financieras y las Administraciones Públicas mediante los cuales se facilite el acceso al crédito a las empresas andaluzas pertenecientes a los sectores prioritarios de desarrollo, así como a aquellas con un especial interés desde el punto de vista no solo económico, sino también social y territorial.