«Atrás

La brecha salarial entre hombres y mujeres sigue aumentando en Andalucía

La brecha salarial entre hombres y mujeres sigue aumentando en Andalucía

Este lunes, 17 de febrero, la secretaria de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía, Cristina García, ha ofrecido una rueda de prensa para presentar el informe elaborado por el sindicato sobre los datos de brecha salarial entre hombres y mujeres en Andalucía. Actualmente en España hay un porcentaje de brecha salarial entre mujeres y hombres del 21,9% y en Andalucía del 24,4%. Por sectores en Andalucía el de la industria es que más brecha tiene con un 28%, el de servicios un 24% y el de construcción el que menos tiene con un 19%. Mientras más baja es la ocupación, mayor es la brecha salarial entre mujeres y hombres, siendo en la alta un 20%, en la media un 29% y en la baja un 35,5%. Por edad, es mayor la brecha entre menores de 25 años, que en Andalucía asciende al 26%.

17/02/2020 |

Imagen noticia

Según Cristina García “la brecha salarial es el porcentaje de salario que las mujeres dejan de percibir si lo comparamos con los salarios de los hombres. Si esta diferencia es entre trabajos de igual valor estamos ante una discriminación salarial por razón de sexo”.

“En enero de 2020 en Andalucía hay casi 476.000 mujeres paradas, casi el 60% del total. De los contratos registrados este mes, las mujeres no llegan al 38% de los mismos. La tasa de empleo de las mujeres está 14 puntos por debajo de la tasa de empleo de los hombres en nuestra comunidad autónoma. Las mujeres son casi el 60% de entre los parados de larga duración. Si analizamos las condiciones de trabajo observamos que las mujeres son mayoría abrumadora en los contratos a tiempo parcial entre un 74 y un 75% de los casos (España y Andalucía)”, ha dicho.

“Los motivos que argumentan las personas sujetas a contratación a tiempo parcial son distintos, puesto que un 42% de los hombres responden que la razón mayoritaria entre ellos es la formación, mientras que la mayoritaria entre las mujeres es el cuidado de menores o personas dependientes, en un 95% u otras obligaciones familiares en un 94%. Llama la atención también que hay un 72% de mujeres que responden no haber encontrado un trabajo mejor, o el altísimo porcentaje, un 81,5% que declaran no querer trabajar a jornada completa”, ha señalado.

Cristina García ha alertado de que “analizando los sectores, el único que tiene mayor representatividad de mujeres es el de Servicios, posteriormente la Agricultura y la Industria, con un 25 y un 21% de ocupación de mujeres, siendo el de la construcción el que menor representatividad femenina tiene, con un 6%. Las mayores diferencias de representatividad entre los sexos en Andalucía por tipo de sector se dan en el sector público, que es el único dónde las mujeres son mayoría, el 51%. Aunque después las mujeres no llegan al 30% de los puestos de responsabilidad de la administración. En el sector privado hay 18 puntos porcentuales más de hombres (57%/43%)”.

“Las mujeres tienen representación equilibrada en los primeros puestos del poder político en Andalucía, salvo en partidos y organizaciones de derechas que no cumplen con la normativa aplicable de igualdad. Sin embargo, aún existe mucho techo de cristal en otros organismos andaluces como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las Juntas de Gobiernos de Academias, las Cajas Rurales, el Registro de mediadores, los medios de comunicación, etc.”, ha diño.

Según la responsable sindical, “una mujer sin formación en nuestro país cobra un tercio menos de salario que un hombre en sus mismas condiciones, y si es Licenciada, tiene un Grado o un Doctorado percibe una cuarta parte menos que lo que recibe un hombre con el mismo nivel”.

“En cuanto a los datos provinciales, provenientes de fuentes tributarias, en 2018 la provincia con mayor brecha salarial es Huelva con casi un 40% de brecha salarial entre mujeres y hombres, seguida de Cádiz con un 27% y Sevilla con un 24%. Siendo el promedio andaluz de un 23%, en esa media se mantiene Córdoba, seguida de Málaga con un 20% y Granada con un 19%, estando Jaén y Almería en último lugar con un 17 y 12% de brecha salarial”, ha dicho.

Por otro lado, con respecto al desigual reparto en la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, según García, “hay dos consecuencias sociales directas con graves repercusiones para nuestro sistema contributivo de pensiones: la primera el aumento de la edad media de la maternidad, que en Andalucía en 2018 es de 30,29 años, y el descenso de la natalidad, estando la media de número de hijos por mujer en Andalucía en 1.37, siendo Andalucía una de las comunidades autónomas que peor tasa de natalidad tiene, siendo España uno de los países con la tasa de natalidad más baja de Europa. La ausencia de corresponsabilidad genera, además, que a mayor número de hijos e hijas, menos opciones de desarrollo profesional para las mujeres”.

“Las mujeres dedican de media, 12 horas más a la semana al trabajo no remunerado que los hombres, cuando hay hijos, son 16 horas de diferencia. Si se cuantifica económicamente este trabajo, estaríamos hablando de más de 100.000 millones de euros al año, que equivaldría a un 8.9 del PIB”, ha advertido.

“Destacamos el cambio normativo dirigido a la equiparación de permisos derivados del nacimiento de hijos e hijas: el permiso para las madres se mantiene igual desde 1999, el permiso antes conocido como el de paternidad se ha incrementado en un 647%”, ha dicho.

Cristina García ha explicado que desde UGT “hemos querido resaltar en el informe la importancia de trabajar contra la brecha digital entre mujeres y hombres: que es la diferencia entre mujeres y hombres en el uso de las nuevas tecnologías de información, en la formación con respecto a las mismas y en el desarrollo y evolución de las mismas desde el ámbito profesional.  Existe una enorme diferencia de representatividad de mujeres en determinados sectores relacionados con las TICS que en total no supera el 32%. El 90% de los productos tecnológicos están diseñados por hombres, mientras que el 80% del consumo está influido por mujeres. La subrepresentación de las mujeres en el ámbito de las TIC tiene un elevadísimo coste para la economía, que la Comisión Europea cifra en 16.100 millones de euros anuales en términos de pérdida de productividad de toda la Unión Europea”.

“Hay cuatro herramientas sindicales para erradicar el nivel de brecha salarial entre mujeres y hombres, la primera es la auditoria salarial, novedad legislativa de la Real Decreto- Ley 6/2019 de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, después tenemos la negociación colectiva, la valoración de los puestos de trabajo y por último los planes de igualdad

Los planes de igualdad deben contener un Eje de Remuneración, que partan del diagnóstico previo de los salarios y contengan medidas correctoras de las posibles brechas o discriminaciones salariales por razón de sexo que se detecten en los mismos”, ha dicho la secretaria regional de Igualdad y Juventud.

Por parte de UGT Sevilla, Pilar Orellana ha adelantado que el próximo día 21 convocaremos una concentración a las 12.00 en la Plaza de la Pescadería de Sevilla para pedir la erradicación de estas desigualdades.

Accede al informe completo aquí