«Atrás

La subida de las pensiones debe ser el comienzo de la derogación de la reforma lesiva que sufrieron en el 2013

La subida de las pensiones debe ser el comienzo de la derogación de la reforma lesiva que sufrieron en el 2013

Desde UGT Andalucía celebramos la subida de las pensiones en un 0,9% aprobada por el Gobierno para este año, pero consideramos que se deben seguir consiguiendo mejoras para las personas pensionistas, por lo que continuaremos exigiendo al Ejecutivo Central que se derogue la reforma de las Pensiones de 2013 y se blinde por la Ley la subida de las pensiones como mínimo al IPC. Esto es una deuda que tiene el Gobierno con los pensionistas presentes y futuros y se debe hacer sin más dilación.

15/01/2020 |

Imagen noticia

Esta subida del 0,9%, lo recibirán las personas pensionistas en la nómina del mes de febrero, siendo retroactiva desde el 1 de enero, por tanto, teniendo en cuenta que la pensión media contributiva de la Seguridad Social era en diciembre 995,76 euros, el incremento será de una media de 9 euros. Por otro lado este aumento del 0,9% se traducirá en un incremento de gasto para la Seguridad Social de 1.406 millones durante 2020.

Recuperar la revisión de las pensiones de manera automática es imprescindible. El Factor de Sostenibilidad tiene que volver al acuerdo de 2011 y debemos empezar una negociación en relación con el futuro de las pensiones. Es más, reclamamos al nuevo Gobierno, que de una vez por todas, legisle para que las personas  pensionistas de nuestro país recuperen sus derechos y no vean mermada su pensión, sobre todo aquellas pensiones que distan mucho de considerarse dignas, y aún más en nuestra región.

En definitiva, desde nuestra organización sindical valoramos que la subida de las pensiones tiene que ser el principio de la derogación de la mencionada reforma,  suprimiendo definitivamente el factor de sostenibilidad y comenzando un proceso de negociación sobre el conjunto del sistema de pensiones, asegurándose la viabilidad de la Seguridad Social, y a partir de aquí negociar una Seguridad Social reforzada, con recursos suficientes para hacer frente a las obligaciones que tiene y que nos permita acometer otros problemas de carácter social, como las prestaciones por desempleo.