«Atrás

2019, buen año para el turismo andaluz, mal año para el empleo que genera

2019, buen año para el turismo andaluz, mal año para el empleo que genera

A lo largo de la mañana de hoy, el Instituto Nacional de Estadística ha publicado datos de especial interés para el sector turístico en Andalucía. De los mismos, hemos de destacar cuestiones como que Andalucía lideró las pernoctaciones de los turistas residentes en España con un 21,3% del total estatal, a lo largo del pasado 2019. Tras ella se situaron la Comunitat Valenciana, Cataluña (13,1%) y la Comunidad de Madrid (9,4%).

23/01/2020 |

Imagen noticia

Del mismo modo, en lo relativo a pernoctaciones de no residentes en España, Andalucía atrajo al 13,2% de ellas, situándonos en la cuarta posición entre el conjunto de CCAA tras Canarias (26,0%), Illes Balears (24,0%) y Cataluña (19,0%).

Pero no todos son datos positivos, el grado de ocupación hotelera, durante el conjunto del año, se situó en el 56,7%,  3,5 puntos por debajo de la media estatal (60,2%) y muy lejos de las CCAA mejor situadas en este aspecto: Illes Balears (75,5%), Canarias (72,2%) o Cataluña (61,2%).

En cuanto a los precios hoteleros, Andalucía, es una de las CCAA que mantiene su nivel general de precios por debajo del conjunto estatal, concretamente casi cuatro puntos.

Además, en los últimos doce meses en Andalucía, el índice de precios hoteleros se incrementó en un 1,84%, más de medio punto por debajo del encarecimiento anual registrado para el conjunto del Estado (2,48%) y muy inferior a los datos registrados en CCAA como las Illes Balears (7,34%), Aragón (6,68%) o la Comunidad de Madrid (6,77%).

Ninguna de las zonas turísticas andaluzas ni de nuestros puntos turísticos se sitúan entre los que presentan mayor grado de ocupación durante el pasado mes de diciembre. Sí aparece la Costa del Sol entre las zonas con mayor número de pernoctaciones, una vez descartadas las de mayor ocupación antes referidas.

La Tarifa Media Diaria del sector hotelero andaluz (73,14€) es inferior a la media estatal (85,98€). A su vez, en términos interanuales, el abaratamiento registrado en Andalucía (-1,28%) en nada se parece al encarecimiento estatal (3,84%). Por su parte, los ingresos por habitación se han visto reducidos en un -0,01% en los últimos doce meses mientras que, en España, dicho indicador se incrementó un  5,33%, aumentando de esta forma, la brecha entre ambos indicadores: España (46,33 €) / Andalucía (34,96€).

Durante diciembre, Andalucía superó los 1.1 millones de viajeros, suponiendo el 17,95% de los alcanzados por el conjunto del Estado. Esta cifra  es levemente inferior a la que obteníamos a lo largo del mes pasado (18,30%). Igualmente, es de destacar como el 60,46% de ellos fueron turistas residentes en España mientras que, el 39,54% restante, fueron viajeros residentes en el extranjero.

En cuanto a las pernoctaciones, las 2,43 millones realizadas en Andalucía supusieron el 14,39% del total estatal y un descenso de 1,6 puntos con respecto al peso relativo de nuestras pernoctaciones de hace un mes (15,90%). En este caso, las realizadas por turistas residentes en España también fueron mayoritarias, situándose en el 53,98% del total.

Entre los datos negativos, debemos señalar que, aunque levemente, la duración de la estancia media registrada durante diciembre del pasado año se ha reducido tanto en términos mensuales como con respecto a diciembre de 2018, aunque en este segundo caso en menor medida.

Nuevamente, Andalucía vuelve a no encontrar hueco entre las zonas turísticas con mayor ocupación ni entre los puntos turísticos. Entre las primeras de ellas se encuentran el conjunto de las Islas Canarias y, entre los segundos, puntos como Adeje, Mogán o San Bartolomé de Tirajana. Sí encontramos representación andaluza entre las zonas turísticas con mayor número de pernoctaciones, a excepción de las incluidas en el apartado anterior: la Costa del Sol.

Un dato fundamental a la hora de analizar la actualidad de nuestro sector turístico es el número de establecimientos abiertos estimados por la Encuesta. Según los datos publicados por el INE, Andalucía contó, durante el pasado mes de diciembre, con un total de 2.139 establecimientos y 87.538 habitaciones.

Estos 2.139 establecimientos suponen una cifra un 5,10% inferior a la obtenida el mes pasado, pero también es cierto que se incrementa, aunque solo sea en dos unidades, con respecto a los que teníamos hace justo un año, en diciembre de 2018.

Si lo que analizamos ahora es el personal empleado, al contrario que el número de establecimientos, los 34.322 trabajadores con los que ha contado el sector en diciembre suponen un importante ascenso con respecto a la cifra de noviembre (7.376 trabajadores más). A su vez, también han supuesto un mayor incluso incremento con respecto a los datos de noviembre del pasado año (10.703 trabajadores más).

Para terminar este Informe, nos parece oportuno dedicar unas líneas al nivel general de precios en los establecimientos del sector. Según los datos publicados hoy por el INE, Andalucía se encuentra entre las CCAA con un Índice de Precios Hoteleros (IPH) inferior a la media estatal y muy alejada de regiones como Canarias o Baleares. Además, el encarecimiento registrado en Andalucía (1,84%), en el último año, dista mucho del alcanzado para el conjunto del Estado (2,48%) y, más aún,  de las CCAA donde se obtuvieron las tasas más elevadas: la Illes Balears (7,34%) y Madrid (6,77%).

Finalmente, en cuanto a la Tarifa Media Diaria (Average Daily Rate, ADR), la rentabilidad de nuestro sector hotelero es menor que la del conjunto del Estado y además, en esta ocasión, ha descendido, aunque mínimamente, durante los últimos doce meses, (-0,01%) mientras que ha crecido en más de 5 puntos (5,33%) a nivel estatal.

CONCLUSIONES SINDICALES

Para UGT-A, diciembre ha venido a  reafirmar los números positivos que el sector ha venido registrando a lo largo de la mayor parte del ejercicio económico. Estos datos positivos se han traducido en un incremento del peso relativo que esta actividad económica tiene en el conjunto del modelo productivo andaluz.

Independientemente de ello, lo cierto es que este buen año para el turismo andaluz, en términos de resultados empresariales, no ha venido de la mano de la mejora de las condiciones laborales de unos trabajadores en los que la precariedad imperante en el mercado laboral andaluz es incluso más latente.

El turismo andaluz debe afrontar importantes cambios de cara a aprovechar la cambiante situación actual de la economía internacional. Cuestiones como el Brexit o la aparición de nuevos destinos turísticos tendrán un efecto directo sobre nuestro sector que, para poder mejorar en términos de rentabilidad, debe apostar ineludiblemente por una mejora en términos de calidad, de diversificación de la oferta y de mejora de las condiciones laborales y salariales ofrecidas a sus trabajadores.